Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
La víctima relató lo sucedido en el centro escolar

Arrestado un vecino de Sangüesa, de 60 años, por presuntos abusos sexuales sobre una menor

Son ya 150 los detenidos por la Policía Foral en lo que llevamos de año por delitos relacionados con malos tratos y violencia familiar

EP - Viernes, 25 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 10:22h

Logotipo contra la violencia machista.

Logotipo contra la violencia machista. (CEDIDA)

Galería Noticia

Logotipo contra la violencia machista.

PAMPLONA. La Policía Foral ha detenido esta semana a once varones por distintos delitos relacionados con violencia machista, entre los que se encuentran abusos sexuales, malos tratos habituales, quebrantamientos de órdenes de alejamiento y amenazas.

Por presuntos abusos sexuales sobre una menor de edad ha sido detenido en Sangüesa un vecino de 60 años. La víctima habría relatado lo sucedido en el centro escolar, desde donde se avisó a la Policía Foral para activarse el correspondiente protocolo de atención multidisciplinar en este tipo de víctimas.

Por delitos de violencia contra la mujer se han detenido a seis varones, dos de ellos en Tudela. El primero un varón de 45 años que fue denunciado por su pareja por las continuas agresiones de las que era víctima, algunas en presencia del hijo menor de ambos. El segundo es otro vecino de la capital ribera de 47 años y con antecedentes relacionados. La Policía Municipal de Tudela acudió a un domicilio en la que una mujer había sido agredida por su pareja, trasladando al varón a la Policía Foral para instruir el correspondiente atestado.

En Beriáin, un varón de 41 y con antecedentes relacionados por golpear presuntamente a su pareja en el transcurso de una discusión. En Puente la Reina, a un vecino de la localidad de 41 años también con antecedentes relacionados, por agredir supuestamente a su pareja en el domicilio que comparten.

En Zizur Mayor, agentes de la Policía Municipal pusieron a disposición de la Policía Foral en calidad de detenido a un vecino de Egüés de 24 años tras ser denunciado por su pareja por haber sufrido golpes e insultos. Además se le imputa un delito de resistencia y atentado a agente de la autoridad al agredir a un policía mientras el detenido recibía atención médica en el CHN.

Y en Castejón se ha detenido a un vecino de 24 años. Una mujer manifestó en un primer momento que había sido agredida por su ex pareja en un domicilio. Después de ser atendida en el Hospital de Tudela por los golpes recibidos, y saber que el varón estaba detenido, acudió a la Policía Foral para desmentir las acusaciones e indicar que todo había sido una invención motivada por los celos.

En Orkoien, una mujer llamó a la Policía Foral porque estaba recibiendo amenazas por parte de su expareja. La patrulla desplazada comprobó cómo el hombre, vecino de Aoiz de 40 años, le amenazaba gravemente por teléfono. Mientras la patrulla se encontraba con la víctima se personó el presunto agresor y fue inmediatamente detenido.

TRES DETENIDOS POR QUEBRANTAR ÓRDENES JUDICIALES

En Galar ha sido detenido un vecino de Pamplona de 41 años como autor de sendos delitos de quebrantamiento de medida cautelar, conducción temeraria y resistencia a agentes de la autoridad. La intervención comenzó cuando un agente fuera de servicio observó al hombre cerca del domicilio de la víctima, por lo que dio aviso al Centro de Mando y Coordinación. Hasta el lugar se desplazó una patrulla, que localizó al sospechoso circulando, dándose a la fuga conduciendo de manera temeraria y obligando a otros conductores a maniobrar bruscamente para evitar la colisión. Los policías lograron cortarle el paso y al detenerlo se resistió gravemente.

En Corella, ha sido detenido un vecino de la localidad de 24 años por no respetar una medida cautelar de alejamiento y comunicación en vigor. Y finalmente en Viana también ha sido detenido un vecino de 34 años por quebrantar en varias ocasiones la prohibición de acercamiento a menos de 500 metros sobre su ex mujer, llegando a presentarse en el domicilio de la víctima.

Con estos once detenidos son ya 150 los que la Policía Foral ha detenido en lo que llevamos de año por delitos relacionados con malos tratos y violencia familiar, ha destacado en una nota el cuerpo policial.