El festival Iruña Rock consolida su apuesta y arranca con éxito su segunda edición

Miles de personas abarrotaron el recinto ubicado en la Ciudadela
El festival continua este sábado con la actuación de la M.O.D.A., la Raíz y Lendakaris Muertos, entre otros

Ana Jiménez Guerra Unai Beroiz - Sábado, 26 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Galería Noticia

Lendakaris + Tijuana un blue en el Iruña RockReproducirM.O.D.A en el Iruña RockReproducirImagen general del público asistente al concierto de Reincidentes, una de las actuaciones más concurridas ayer.

pamplona- Con un ojo vigilando al cielo, la segunda edición del Iruña Rock arrancó ayer con éxito, congregando a miles de personas en el recinto ubicado en la Ciudadela de Pamplona y con grupos como Reincidentes, Doctor Deseo, Vendetta o El Último Ke Zierre poniendo la banda sonora a la jornada. Las previsiones meteorológicas no eran las mejores -cosas del directo en un festival al aire libre en Pamplona en mayo-, pero tanto público y grupos respondieron en este primer asalto de un evento que hoy echará el resto en su segunda jornada.

No es fácil abrir un festival, no, pero Thursday’s Pussy Dogs tiraron de tablas ante la difícil papeleta de ser la primera banda en actuar en el Iruña Rock 2018. Tomaron el relevo, también jugando en casa, Tracción, que subieron revoluciones y aceleraron el compás de la tarde. El cuarteto liderado por los hermanos Zarzosa desgranó su tercer disco largo, Renacer, con Tol como maestro de ceremonias y Julen Arbiol a los platos como último fichaje. Dispararon energía, esa que respiran a raudales, y también dejaron caer algún recado a personalidades como Eduardo Zaplana.

Una de las novedades de esta segunda edición del festival era el montaje de dos escenarios, lo que provocó el ir y venir de asistentes entre un concierto y otro. Porque con puntualidad y solo unos minutos después de que Tracción finalizase su concierto con Bajo la piel, las argentinas Penadas por la Ley lanzaban su primer trallazo convertido en canción. Bajo un telón que lucía el lema Yo sí te creo -al igual que el pasado año, el festival se ha adherido al movimiento #MetachodeMacho-, el trío femenino abrió su cita conTumbas en el mar, que desató una descarga de punk. Sí, de punk y punto. Porque eso es lo que late en Penadas por la Ley, que se lanzaron a enlazar tema tras tema, como si de una batalla se tratase. Y no dieron tregua. La banda tiró de reivindicación con canciones como No nos vamos a callar o No es No, un grito al que se sumó el público, tras recordar que “hacen falta muchas más mujeres en los escenarios”. Porque ellas mismas forman parte de la asociación Mujeres de la Industria de la Música, y así lo defendieron ayer.

EL ÚLTIMO Y CUMBIA Sobrepasada la media tarde, a eso de las 17.45 horas, tomó el escenario una de las bandas más esperadas de la jornada de ayer: El Último Ke Zierre. Los de Castellón llegaban a Iruña embarcados en la gira presentación de su último compacto, El mutante del barrio chinoy ante un público expectante, demostraron por qué tras más de treinta años de trayectoria siguen estando en plena forma. Punk rock con muchas tablas el del quinteto valenciano, en un directo que no solo reunió a centenares de personas, sino que incluso consiguió hacer salir el sol. Y parecía difícil ayer. El set list de los de Castellón incluyó varios clásicos de la banda, muy coreados por parte de aquellos que se acercaron, como fueron Insurgente, Camino de Rosas, Escupiré jodidos o Ansiedad, tema con el que cerraron una de las actuaciones más aplaudidas ayer con un público entregado totalmente.

Siguiendo el juego de tablas y escenarios, la Ciudadela se transformó en un paisaje tropical de la mano de los madrileños Tremenda Jauría, que presentaron en Pamplona su especial propuesta, esa donde arropan al reggaetón, cumbia y merengue con mensajes reivindicativos. Prueba de ello son canciones como Tú no eres mi papi oVamos Sobradas-tema en el que incluyeron de forma improvisada un “Me tacho de macho”-, para acercar al reggaetón y ritmos latinos hacia caminos alejados de mensajes machistas. Porque aunque Lo Malo, de Aitana y Ana War de Operación Triunfo parece haberse puesto de moda ahora, ellos llevan defendiendo esta filosofía desde hace varios años. “Quiero bailar cumbia hasta que amanezca” fue el lema con el se presentaron ayer ante el público de Pamplona. Era el estribillo de Esta noche, uno de sus temas más aclamados, y aunque bromearon con que “Iruña es tropical de repente”, Tremenda Jauría tenía mucho que ver con ello.

como siempre, como nuncaDe ese amplio abanico musical que supuso la primera jornada del Iruña Rock, la cumbia dio paso al rocanrol cuando Reincidentes tomó el testigo de Tremenda Jauría. Con el incombustible Fernando Madina a la cabeza de la formación, Terrorismofue el tema elegido para ir directos, sí, directos y con todo. Son ya más de treinta años los que suma a la espalda una banda referente en esto del rock estatal y prueba de ello son los aclamados clásicos ayer como Ay Dolores, La Republicana, o Ciudadano KK, que se sumaron a algunos temas de su último trabajo, Vergüenza. No defraudaron al público -y fue una de las bandas que más asistentes reunió ayer-, y es que los asistentes sabían a lo que iban y conforme avanzaba la tarde, se iban sumando más y más personas. Era una cita para reincidir. Porque la de los Reincidentes fue una de las actuaciones más concurridas ayer, acompañados por un público que aupó a la formación andaluza hacia lo más alto, hasta ese lugar donde se colocan bandas que suman décadas defendiendo unos principios y un estilo único. Porque ellos fueron Reincidentes y estuvieron como siempre, pero también como nunca.

Cerca de las nueve y media de la noche, la formación bilbaína Rat-Zinger tomó el escenario con una propuesta que autodefinen como “punkrock, hardcore, hardock y metal, todo junto”. Dieron paso a Vendetta, que con aires de despedida se presentaron en el escenario principal del Iruña Rock con intenciones de dejar el listón alto. Y vaya si lo hicieron. Era una de las actuaciones más esperadas en este primer día del Iruña Rock 2018, tras haber anunciado semanas atrás que ponían fin a su trayectoria, tras varios años y tablas como una de las bandas referentes del rock estatal. Y Vendetta llevó en volandas a un público entregado, que supo que estaba asistiendo a un concierto con toques de “hasta siempre” y por ello acompañó, fiel e incondicional, a la formación navarra con coros -si es que eran necesarios- Durante su actuación se pudieron escuchar temas como Begitara begira, Pólvora, o Udarako Gau Luzeak, Botella de ron,Buonasera… Fue un repaso a toda una vida musical, que arrancó en 2009 y que casi diez años después dice hasta siempre. Porque Vendetta ayer jugaba en casa, y fue ahí donde comenzó a forjar su “hasta pronto”. Y tras finalizar el concierto, una vez se apagaron las luces, el público hizo notar que sí, que les echará de menos.

Faltaba por terminar la noche y al cierre de esta edición, todavía no había salido a escena dos bandas. Por un lado actuaron los catalanes KOP, con más de 25 años de hardcore punk en la mochila. De la formación catalana se daba paso a uno de los platos fuertes de la jornada de ayer: Doctor Deseo. Con el icónico Francis a la cabeza, la formación vizcaína se presentaba en Iruña para presentar su último compacto, La fuerza de la fragilidad. Hoy el Iruña Rock afrontará su segunda jornada, con las actuaciones de bandas como La M.O.D.A., La Raíz, Lendakaris Muertos, Mala Reputación o Zoo. De nuevo, vigilando el cielo, el Iruña Rock está listo para echar el resto. Y es mucho.

horarios de hoy

Apertua de puertas. La entrada del público será partir de las 14.30 horas

Attikus Finch.15.00-15.45 horas

Zoo. 15.45-16.45 horas

Impedanzia. 16.45-17.30 horas

Lendakaris muertos. 17.30-18.45 horas

Bourbon Kings. 18.45-19.30 horas

La M.O.D.A. 20.00-21.25 horas

Governors. 21.25-22.20 horas

Narco. 22.20-23.35 horas

Mala reputación. 23.35-00.35 horas

Entradas. El precio de día es de 32 euros en taquilla.

Más sobre Cultura

ir a Cultura »