vecinos

Cantera para ‘actualizar’ la tradición

Duguna Iruñeko Dantzariak cuenta con 30 dantzaris en activo y 70 alumnos en su escuela, para la que busca nuevas incorporaciones

Laura Garde Mikel Saiz - Sábado, 26 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Una representación de dantzaris adultos y ‘canteranos’ del grupo Duguna Iruñeko Dantzariak.

Una representación de dantzaris adultos y ‘canteranos’ del grupo Duguna Iruñeko Dantzariak. (MIKEL SAIZ)

Galería Noticia

Una representación de dantzaris adultos y ‘canteranos’ del grupo Duguna Iruñeko Dantzariak.

pamplona- A los 30 dantzaris que están en activo, el grupo Duguna Iruñeko Dantzariak cuenta en su escuela con una cantera de 70 txikis entre los 8 y los 14 años: “Aunque con este número no tenemos problemas, nos gustaría que se incorporasen más txikis. Este año algunos han pasado al grupo de los mayores”, dice Hasier Moreno, integrante del colectivo y profesor de un grupo.

El origen de Duguna Iruñeko Dantzariak se remonta a 1949, cuando el Ayuntamiento de Pamplona sacó a sus dantzaris a la calle para que les acompasen en sus actos: “El 1951, el grupo montó el espectáculo Duguna y lo llevó a muchas de las ciudades del País Vasco. De aquí adoptaron después el nombre”, relata Hasier. Su objetivo ha sido siempre “crear un ejemplo de tradición”, y desde hace más de diez años han basado sus proyectos en recuperarla renovándola: “En Pamplona muchas veces representábamos bailes de otros lugares y veíamos la necesidad de que tuviese sus propias dantzas”. Así, se pusieron manos a la obra para lucir ahora la Ezpatadantza en San Fermín txiki, la Sokadantza en San Blas y San Juan y las dantzas de troqueo (con arcos, palos, etc) en distintas procesiones. “Son dantzas actualizadas. Nos documentamos y basadas en la tradición hemos intentado ser muy rigurosos en detalles como los trajes y la manera de ejecutar los pasos”, esclarece. Además de sus salidas con el Ayuntamiento, el grupo colabora, por ejemplo, con Irudama Iruñeko Dantzarien: “Desde ahora hasta julio -que bailamos en San Fermín los días 6, 7 y 14- tenemos todos los fines de semana reservados, si no es por una actuación, por otra. Además, este verano vamos a viajar, entre otros sitios, a Portugal y Tarragona”.

Hasier lleva 14 años bailando. Para él, la dantza es un estilo de vida, una forma de expresar que ayuda a conocer la riqueza cultural: “A través de la danza se pueden mostrar todos los sentimientos;y, por supuesto, cada baile tiene su significado. Viajar y bailar con otros colectivos nos ha dado la oportunidad de aprender mucho”.