Los líderes de las dos Coreas se reúnen para tratar la cumbre con Trump

Kim y Moon mantuvieron un segundo encuentro en apenas un mes para buscar estrechar lazos entre ellos

Domingo, 27 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Galería Noticia

Los líderes de las dos Coreas, Kim Jong-un y Moon Jae-in. Foto: Efe

seúl- Los líderes de las dos Coreas celebraron ayer, en secreto y por sorpresa, su segunda reunión en apenas un mes para tratar la mejora de lazos y la posible celebración de la cumbre entre Kim Jong-un y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, y el líder norteño, Kim Jong-un, se reunieron durante dos horas en la militarizada frontera entre los dos países, según detalló la oficina presidencial surcoreana en un comunicado. “Los dos líderes intercambiaron opiniones amistosamente de cara a implementar la declaración de Panmunjom del 27 de abril y para lograr que se celebre con éxito una cumbre entre Corea del Norte y Estados Unidos”, explicó en el texto el portavoz presidencial, Yoon Young-chan.

Los portavoces de Casa Azul (la oficina presidencial surcoreana) no quisieron aportar por el momento más información, incluyendo cuál de las dos partes solicitó celebrar la sorpresiva cumbre. Simplemente añadieron que el presidente Moon anunciará los resultados de la reunión de ayer a las 10.00 hora local (1.00 GMT) de hoy, tal y como acordaron las dos Coreas.

El encuentro se produce apenas dos días después de que Trump anunciara súbitamente que cancelaba la cumbre para tratar con Kim el posible desmantelamiento de su programa nuclear, aunque ayer mismo el presidente de EEUU reculó diciendo que aún es posible celebrar la reunión el 12 de junio en Singapur como estaba previsto. Kim y Moon ya celebraron el 27 de abril una primera cumbre, en la que firmaron una declaración en la que se comprometían a trabajar para lograr la “total desnuclearización” de la península coreana. En apenas un mes, los líderes de ambas Coreas han reunido 2 veces, algo impensable hasta hace poco para dos países técnicamente en guerra. - Efe