Un altavoz para la música coral

La Coral de Cámara de Pamplona, muy "agradecida", recibió ayer el Premio Príncipe de Viana 2018. La iglesia de Santa María de Olite acogió finalmente el acto debido a las condiciones meteorológicas.

Domingo, 27 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

La Orquesta Sinfónica de Navarra acompañó a la Coral de Pamplona durante el acto que se celebró ayer en la iglesia de Santa María de Olite.

La Orquesta Sinfónica de Navarra junto a la Coral de Pamplona en un acto en la iglesia de Santa María de Olite. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

La Orquesta Sinfónica de Navarra acompañó a la Coral de Pamplona durante el acto que se celebró ayer en la iglesia de Santa María de Olite.

OLITE.– El canto coral brilló ayer, pese al manto de lluvia que cubrió la entrega del Premio Príncipe de Viana 2018 a la Coral de Cámara de Pamplona. De hecho, pese a estar la celebración programada en el Palacio Real de Olite, el acto tuvo que trasladarse a la iglesia de Santa María por obvios motivos meteorológicos.

El galardón de ayer se convirtió en el primer reconocimiento que la Coral recibe en Navarra, tras 72 años de trayectoria en los que la agrupación ha acercado e impulsado las vanguardias, además de haber sido, desde sus inicios, uno de los motores de la música de cámara en la Comunidad Foral. Recogieron el premio Anne Miren Troyas, presidenta de la Coral;y David Gálvez, director artístico de la misma, en la última entrega que acogió Olite, ya que la próxima edición se celebrará en Viana. 

A la cita acudieron todos los consejeros y consejeras del Gobierno de Navarra, así como principales autoridades políticas e institucionales de la Comunidad Foral, con ausencias por parte de UPN y PPN –Javier Esparza no acudió por tercer año consecutivo, mientras que PPN ya habían anunciado que no iban a asistir–, casi todos los integrantes del Consejo Navarro de Cultura, además de numerosos representantes del mundo de la música de Navarra. En el estrado presidencial tomaron asiento la presidenta de la Comunidad Foral, Uxue Barkos;la Presidenta del Parlamento de Navarra, Ainhoa Aznárez;el alcalde de Olite, Andoni Lacarra;la presidenta de la Coral de Cámara de Pamplona, Anne Miren Troyas Careaga y el director de la misma, David Gálvez Pintado, así como la consejera de Cultura, Deporte y Juventud, Ana Herrera.

El acto comenzó pasadas las once de la mañana, con la Marcha para la entrada del Reyno, interpretada por la Orquesta Sinfónica de Navarra y la Coral, dirigidas por Jesús M. Echeverría. Tomó la palabra, poco después, la musicóloga Teresa Catalán, que expuso los méritos artísticos de la coral. Destacó la "fuerza de su presente y su innegable proyección de futuro", desde una renovación con jóvenes coralistas, además de reivindicar la pelea mantenida para llegar hasta hoy día. "Sobreponerse a esas dificultades es precisamente el mérito más oculto", reflexionó, para agradecer después a la agrupación el sostener "un servicio a nuestra sociedad, a su cultura y a su identidad".

La música, la gran protagonista ayer, regresó con la interpretación de Tirana del trípili, y dio paso a la presidenta de la agrupación de cámara, Anne Miren Troyas, que con un breve discurso agradeció el galardón que les entregó la presidenta de la Comunidad Foral, Uxue Barkos. Agradecido se mostró también David Gálvez Pintado, director artístico de la coral, que aseguró que la coral andan revueltos, tanto en "estómago, corazón y cabeza". Fueron varias las pausas en su discurso, obligadas por la emoción, en el y recordó a "las mujeres y hombres que trabajan la coral día a día". 

Como homenajeados y artistas, la coral ofreció una nueva interpretación, Leihorik Leiho, de Siete Canciones Vascas de Fernando Remacha, como paso al último discurso del acto, el de la presidenta del Ejecutivo Foral. Uxue Barkos señaló que si en Navarra se presume de tener una gran tradición de música coral, es "justo atribuir parte de ese mérito a una referencia tan brillante como la vuestra". Como cierre musical, llegó la interpretación de Jácara del fandanguillo.

Y aunque solo durante unos minutos, brilló también el sol para acompañar a la coral en un concierto de la coral en el patio de la iglesia de Santa María, donde interpretaron piezas como Agur Jaunak o Aurtxo Polita, con la colaboración especial de antiguas coralistas.

Últimas Noticias Multimedia