Un juez perdona a un joven empresario 147.800 euros de deudas

Domingo, 27 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 18:36h

Mazo de juez.

Mazo de juez. (PIXABAY)

Galería Noticia

Mazo de juez.

Barcelona- Tomás Peñato, un joven de 25 años vecino de Montgat (Barcelona), había perdido toda la esperanza cuando las deudas contraídas por su empresa sin ser provocadas directamente por su gestión llevaron al negocio familiar de transportes a la bancarrota. "Me decidí a invertir en un negocio, compré una empresa de transporte y pedí un préstamo personal y al cabo del año Hacienda me exigió una derivación de responsabilidad de una multa que tenía una empresa de un familiar muy cercano y consideraron que tenía que abarcar yo esa deuda", reconoce Peñato a la Cadena SER. Después de innumerables cuentas, "la desesperación me llevo a pensar en irme de España pero recurrí a los profesionales", matiza. El empresario, tras solicitar al Juzgado de lo Mercantil nº7 de Barcelona la aplicación del Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho, que permite liberar a particulares y autónomos de sus deudas, consiguió convencer jurídicamente al magistrado Raúl García Orejudo que ha reconocido el beneficio que le otorga el artículo 178 bis de la Ley Concursal, y ha anulado y suspendido todas las deudas contraídas cercanas a los 150 mil euros.