Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Miradas

‘Millennials’

Por Pablo Gorría - Domingo, 27 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Galería Noticia

Ahora que los baby boomersllegan a la jubilación empiezan a trabajar los últimos millennials. Los primeros ya están a punto de cumplir cuarenta años. Son los nacidos entre 1980 y 2000, aproximadamente, y tienen mala prensa. Seguramente forman la generación más analizada y no hay laboratorio de ideas que se precie que no haya hecho un estudio sobre ella. Pasa por ser la generación mejor formada, pero, paradójicamente, es la peor pagada. Se dice que los millennials son frívolos, consumistas y egoístas. No hay quien les saque de Internet y las redes sociales y, como sus familias les han malcriado, quieren tener todo a su disposición con el menor esfuerzo posible.

No creo en estos estereotipos. Me parece más real la visión que dan en El Camaleón los músicos de Hey! Bastian: Los millennials curran, curran y curran, y no saben para qué. Un estudio de La Caixa advierte de que tienen una tasa de paro nueve puntos más alta que la generación anterior, sus condiciones laborales son sensiblemente peores y su renta es menos de la mitad de lo que tenía la generación X a la misma edad. Tienen un futuro difícil, y lo saben. El 70% piensa que la pensión pública que les quede no va a ser suficiente para vivir. De hecho, tres de cada cuatro millennials ahorran una media de 155 euros al mes, que no está mal para lo que cobran.

Unthink tankbritánico ha planteado una idea revolucionaria. Se trata de que el Estado pague 10.000 libras (unos 11.400 euros) a cada ciudadano al cumplir 25 años. Ese dinero solo se podría invertir en financiar estudios, comprar o alquilar vivienda, crear una empresa o abrir un plan de pensiones. La llaman herencia ciudadana y se financiaría con una tasa de bajo tipo aplicable a todas las herencias, regalos y premios recibidos por todas las personas a lo largo de la vida. Argumenta la propuesta que la riqueza se está concentrando cada vez más en las generaciones mayores y que el Estado tiene la obligación de mantener una especie de contrato social intergeneracional. Se lo debemos a nuestros jóvenes.