700 personas, en su mayoría jubilados, reclaman en Altsasu pensiones dignas

Plataforma 22 F, Nafarroako Pentsionistak Martxan y Sasoia convocaron la manifestación de Sakana

Nerea Mazkiaran - Domingo, 27 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

La manifestación se llevó a cabo durante una tregua en la tormentosa mañana.

La manifestación se llevó a cabo durante una tregua en la tormentosa mañana. (Nerea Mazkiaran)

Galería Noticia

La manifestación se llevó a cabo durante una tregua en la tormentosa mañana.

altsasu- En torno a 700 personas salieron ayer a las calles de Altsasu para pedir unas pensiones dignas convocadas por la Plataforma 22 F, Nafarroako Pentsionistak Martxan y Sasoia. Si bien había personas de todas las edades, sobre todo eran mayores. Lo cierto es que los organizadores lamentaban la falta de respuesta de la juventud. “Hemos contactado con jóvenes de ambos sexos, para pedirles apoyo, y hemos obtenido la callada por respuesta. Esto nos ha generado un cierto desánimo”. Al respecto, insistían en que “no es un problema de las personas mayores, sino uno de nuestros mayores problemas sociales”.

Lo cierto es que los pensionistas esperaban una respuesta mayor a esta movilización, anunciada por toda Sakana y para la que incluso organizaron un autobús desde Irurtzun hasta Ziordia. No obstante, aseguraron que seguirán adelante. “Esto es solo el comienzo. No pararemos hasta lograr que esta ola reivindicativa la transformemos en un gran tsunamique haga que los gobiernos de turno realicen un reparto más justo de la riqueza, pensando siempre en las personas”, señaló Fernando Iriarte, encargado de leer en castellano el comunicado tras finalizar la manifestación en la plaza. “No pedimos un cambio del Gobierno Foral o Estatal, pedimos un cambio del sistema que nos anula como personas en todas las facetas de nuestras vidas”.

Y es que aseguraron que “el sector de los pensionistas está al borde la pobreza, un 52% está por debajo de los 1.000 euros y en su mayoría son viudas”. Asimismo recordaron que hace tres meses salieron a la calle para decir que “el 0,25% es una mierda, olvidándonos de que la verdadera mierda son las pensiones tan bajas que existen”. Por ello, exigieron una pensión mínima de 1.080 euros. Al respecto, apuntaron que hay voces que no están de acuerdo porque las personas que no han cotizado no tienen derecho. “Si se aprueba, se les negará a todas mujeres que han entregado su vida a la familia”. Así, instaron a debatir y presentar las reivindicaciones de los pensionistas con soluciones técnicas.

Asimismo, reivindicaron un sistema de pensiones propio. “Nos llaman insolidarios. Pero ¿eran solidarios PSOE, PP, CCOO, UGT, CEOE y APIME cuando firmaron la reforma laboral y de las pensiones en 2011?, se preguntaron. Así, pidieron la derogación de esta reforma y la de 2013, enmarcadas en el Pacto de Toledo .

“Todos los derechos para todas personas. Es una frase que últimamente repiten gentes de todas las ideologías. Pero lo que no sabemos es de qué personas están hablando”, observaron. Si sabían que seguirán concentrándose los lunes a las 19.30 horas frente al Ayuntamiento de Altsasu.