En tierra firme

Roland Garros Rafa Nadal busca su undécimo título y llega de nuevo como gran favorito por delante de las jóvenes figuras del circuito

Roberto Calvo - Lunes, 28 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Rafa Nadal, durante una exhibición en París.

Rafa Nadal, durante una exhibición en París. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Rafa Nadal, durante una exhibición en París.

pamplona- Rafa Nadal llama a las puertas de su undécimo título en Roland Garros. El Grand Slam de la tierra batida arranca hoy con el balear de nuevo como gran favorito después de haber sumado ya tres títulos, Montecarlo, Barcelona y Roma, y recuperar el número 1 del mundo. En este periodo de transición, el de Manacor defiende en cierto modo el honor de la vieja guardia, algunos de los cuales (Federer y Murray) no están en París y otros (Djokovic y Wawrinka) regresan de un periodo de lesiones que les han sacado de los pronósticos. En ellos están esos jóvenes que piden paso, pero que aún no han ganado ningún Grand Slam a una edad en la que Nadal ya tenía cuatro en su palmarés. Y es que los partidos a cinco sets son otra historia y requieren una mentalidad que aún no han construido las nuevas figuras.

En todo caso, Alexander Zverev, el ganador de Madrid y finalista en Roma ante Nadal, y Dominic Thiem, el único que ha derrotado al campeón este año sobre la arcilla y que se impuso ayer en Lyon, tienen que asomarse a las grandes finales tarde o temprano. Kyle Edmund y Hyeong Chung ya llegaron a semifinales en el Abierto de Australia y Denis Shapovalov va apuntando progresos en los Masters 1000. Sin embargo, los veteranos no van a ceder el testigo tan fácil. Rafa Nadal asegura que las ausencias de Federer y Murray no hacen de menos a esta edición de Roland Garros. “Que no esté Roger es una mala noticia para el torneo, pero no para mí ya que la victoria significa lo mismo”, apunta Nadal. Además, se intuye que Djokovic, que va por la otra parte del cuadro, puede llegar lejos si consolida la mejoría que mostró en Roma. “Va a ser uno de los candidatos a ganar, seguro”, asegura su gran rival de los últimos años.

cifras de leyenda Todos rinden aún pleitesía a Nadal en la superficie ocre. El balear llega a su decimocuarta presencia en las pistas del Bois de Boulogne con unas cifras estratosféricas: 19 triunfos y una derrota este año en tierra, que suben a 408 y 36 en toda su carrera, en la que ha amasado 56 títulos y más de un 91% de victorias en tierra. 16 Grand Slams llevan su firma en la persecución de Roger Federer, que suma 20 tras anotarse en enero el Abierto de Australia. Nadal evitará hasta la final a Zverev, Thiem y Djokovc, pero eso no le hace relajarse porque “mi única motivación es ganar el título. Lo que me hace realmente feliz es sentirme competitivo, poder jugar todos los torneos que quiero jugar y tener éxito en este evento tan importante”.

Para empezar, su primer rival mañana será el italiano Simone Bolelli, que llega como lucky loser desde la fase previa después de la retirada del imprevisible Alexander Dolgopolov. Desde que comenzó la gira de tierra, Nadal está mostrándose sólido en el servicio y muy agresivo en los restos, con lo que está consiguiendo acortar los puntos y reducir el desgaste físico después de la lesión en el psoas-iliaco que comprometió su campaña tras el primer Grand Slam.

En el otro lado del cuadro, Alexander Zverev evita sentirse señalado por el favoritismo, como ha hecho John McEnroe. “No pienso en una final contra Nadal. Va a ser un torneo interesante y mi pensamiento es el del partido a partido. Es un torneo muy largo y otras veces ya pagué pensar demasiado en los rivales. Aunque es cierto que vengo jugando un buen tenis”, comenta el alemán, a quien no le gusta que se hable de nueva generación porque considera que ya son una realidad en el circuito. “Soy el número 3 del mundo y otros jóvenes van en camino del Top 10”, puntualiza el jugador que está llamado a tomar la sucesión de Nadal como dominador de la tierra batida. Pero eso será cuando el de Manacor, que salvo sorpresa celebrará su 32 cumpleaños en París, abdique.

las claves

El balear, que llega a su gran cita con tres títulos sobre tierra este año, considera a Novak Djokovic un aspirante a ganar en París este año