Policía Foral en concierto

Peio Beorlegui Usoz - Lunes, 28 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Sábado 19 de mayo, entrada al concierto de Fito en el recinto del polideportivo de la UPNA. El concierto se celebra al aire libre, se esperan unas 12.000 personas. Varios efectivos de Policía Foral asistidos por perros se dedican a controlar la seguridad del evento. En la práctica, la acción que más nos llama la atención es el acercamiento por parte de la Policía de un perro para oliscarnos. Pensamos que busca explosivos pero no, busca drogas, no sabemos de qué tipo pero en los minutos que estuvimos por ahí fijándonos solo hallaron algún porro de marihuana hecho. ¿Podía detectar algo más? No lo sabemos. Lo que sí sabemos es que a partir de ahí la Policía te retiene a un lado, te quita lo que el perro ha detectado, te pide el DNI y toma una foto mientras te explica que se seguirá un trámite en Interior del Gobierno de Navarra que puede derivar en denuncia administrativa. Lo que no revela es que estamos hablando de 600 euros de multa, ni que si eres menor tu aita o tu ama deberán responder por ti.

Hemos asistido a conciertos multitudinarios en bastantes ciudades y jamás hemos visto algo parecido. Miento, en Estella en el verano de 2016, en el concierto de Manu Chao también estaba la Policía Foral haciendo lo mismo.

¿Conciertos de rock al aire libre en los que se fuman porros? ¡Qué escándalo! Y qué pena de Policía, matando moscas a cañonazos. Supongo que con jefes como el iluminado que les ordena hacer algo así se tiene que sufrir. Pero compadezco mucho más a los que tengan que pagar 600 euros de multa por esto, por nada, porque eso no debería ser delito, ni siquiera merecemos que nos olfatee perro alguno cuando estás justo en tu ratico de ocio. Delito debería ser el precio de la caña dentro del recinto, 6 euros, y otros detalles como los insuficientes baños para mujeres.