Milenio

Lo importante

Por Javier Armentia - Lunes, 28 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Este país tiene sus prioridades, colectivamente. Nos negamos a aceptarlo porque nos gusta pensar que somos mejores de lo que somos, una ciudadanía más seria y concienciada. Pero una final del fútbol europeo se convierte en algo más importante que ser gobernados por un club de delincuentes a título lucrativo, por lo demás respetabilísimos y maravillosas personas, claro está. Pero mentirosos y ladrones, queda probado. Sin embargo, todo lo importante este fin de semana pasaba por Kiev, por lo que hacían unos jóvenes multimillonarios también de un club donde abunda la delincuencia y el robo a las arcas públicas. Qué más da: el sábado estaba la sala de espera de urgencias aquí en Pamplona casi vacía, y es que era un día de esos en el que hasta la salud se convierte en algo menos importante que “lo importante”. O más bien que otros fines de semana usamos las urgencias innecesariamente alertados por algo que tampoco era tan importante.

¿Van captando? Es como esos progenitores muy concienciados contra las vacunas, porque el discurso (la mentira) de que son un montaje de las industrias farmacéuticas para hacernos daño y sacarnos dinero ha calado, que anteponen sus creencias tan naturales y molonas a la salud de sus hijas e hijos. Luego, estas podrán contraer sarampión, hasta morirse de alguna enfermedad que las vacunas casi erradicaron. Leo que cuando los servicios sanitarios realizan un cribado (como el que tenemos en Navarra para el cáncer de colon) más o menos una tercera parte de la gente no se hace la prueba (recoger un poco de caca, no es nada terrible) y así queda al albur de que un cáncer se lo lleve por delante sin detectarlo hasta que sea más complicado todo. Lo importante está, parece ser, no en saber o no saber, sino en no mancharse de mierda, potencialmente. Lo que es otra buena metáfora de este país.