Piden no tramitar la denuncia contra el cantante Evaristo

La reforma de la ‘ley mordaza’ que permitió la citada denuncia suma ya tres meses ‘congelada’ en el Congreso

Martes, 29 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

madrid- La Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) se dirigió ayer la Delegación del Gobierno en Andalucía y a la subdelegación de Cádiz para instarles a no tramitar la denuncia contra Evaristo Páramos, actual cantante del grupo Gatillazo y exvocalista de La Polla Records.

Según apuntó la Guardia Civil a través de su cuenta en Twitter, el motivo de la denuncia contra el músico “no han sido las letras de sus canciones, sino su grito de ‘policías, sois unos hijos de puta’ tras la actuación de su grupo”.

La PDLI recuerda que “la libertad de expresión ampara al cantante gallego, independientemente de que sus comentarios formen parte, o no, de las letras de sus canciones”, por lo que ha trasladado al Delegado del Gobierno que tanto los relatores de Naciones Unidas como la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos han establecido “en reiteradas ocasiones que este derecho fundamental da cabida, por supuesto, a las expresiones críticas e incluso ofensivas”.

Respecto a la supuesta infracción del artículo 37.4 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana sobre “faltas de respeto y consideración” a miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, la PDLI ha recordado “las advertencias” del Defensor del Pueblo acerca de la obligación que existe de ponderar el impacto en el ejercicio de derechos fundamentales. “El punk no sería punk sin palabras gruesas contra Policía y Guardia Civil, porque el punk carga contra el Sistema, así, en mayúsculas. Como se pongan a multar a todos los irreverentes, les van a faltar formularios de denuncia”, ha dicho, al tiempo que ha animado a suscribir el manifiesto promovido por esta Plataforma y que ya reúne cerca de dos mil firmas”, ha dicho la presidenta de la PDLI, Virginia Pérez Alonso.

Reforma ‘congelada’La ponencia para reformar en el Congreso la Ley de Seguridad Ciudadana, popularmente conocida comoley mordaza por sus detractores, lleva tres meses congelada en el Congreso a la espera de que se unifiquen los textos presentados por el PNV y el PSOE y, acto seguido, se constituya un grupo de trabajo que requerirá discusiones más pausadas.

En septiembre de 2017, el Pleno del Congreso admitió a trámite dos proposiciones de ley distintas para acabar con la vigente Ley de Seguridad Ciudadana aprobada por el Gobierno del PP en su etapa de mayoría absoluta y recurrida ante el Tribunal Constitucional. Una iniciativa, la del PSOE, propone eliminar toda la ley del PP y volver a la anterior legislación en la materia, que data de 1992 y que es la conocida como ley Corcuera. La otra es una propuesta del PNV que modifica la ley vigente sin necesidad de retrotraerse a 1992.

TEXTOS ALTERNATIVOSLas enmiendas alternativas a la ley mordaza se registraron el 28 de febrero. En anteriores legislaturas, el plazo medio para que se emitiera el informe de ponencia en la Comisión de Interior era de unos quince días desde la presentación de las enmiendas, pero la pérdida de la mayoría absoluta y la entrada de nuevos partidos ha dilatado el tiempo de debate de este tipo de iniciativas.

La ley mordaza es una de las normas que ha ralentizado su tramitación parlamentaria. Uno de los puntos más polémicos de esta ley orgánica es lo referente al reglamento sancionador. Las fuerzas de seguridad, como ocurrió con el caso de Evaristo Páramos, pueden actuar de oficio si detectan que se han infringido alguno de los 44 preceptos calificados como muy graves, graves y leves, con multas que oscilan entre los 100 y los 600.000 euros.

Entre las sanciones consideradas leves figura “las faltas de respeto y consideración cuyo destinatario sea un miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en el ejercicio de sus funciones de protección de la seguridad”. Dicha infracción está sancionada con una posible multa de entre 100 y 600 euros. - E.P.