Vielen danke

Ekaitz Jabbar - Martes, 29 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El otro día vi en la televisión un programa sobre cáncer infantil, trataba de mostrar la realidad de aquellas personas que lo viven. Se veía mucha fuerza y autosuperación en los más grandes, e inocencia en los más pequeños, que saben que algo pasa pero no saben el qué. Recuerdo que una chica decía que lo más duro de tener cáncer es ver mal a la familia, que quiere pero no puede hacer nada más que apoyar y, sobre todo y ante todo, ser fuerte. Después de Sanfermines hará un año desde que me diagnosticaron leucemia, y el pasado jueves 17, cinco meses desde que fui trasplantado de médula gracias a una persona que, con poco, me ha dado algo tan grande como la vida. Voy a estar eternamente agradecido de ese pequeño gesto que ha tenido, que por suerte me ha tocado a mí. Pero también voy a estar agradecido a la gente que me rodea día a día, a mi familia y amigos, todos los trabajadores/as que han convivido conmigo en algún momento y, sobre todo, a mi madre por aguantarme y a María por enseñarme y ayudarme a ser quien soy ahora mismo.