Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El Ayuntamiento de Tudela se une a la manifestación por los votos de PSN

UPN y PPN también votaron a favor, mientras que I-E, Tudela Puede y CUP pidieron que “dejen de mentir”

Martes, 29 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

tudela- “Basta ya de mentir y de dividir a la sociedad”, “su manifestación fomenta la división y promueve una actitud de odio”, “la manifestación es solo de carácter político, sólo se busca la confrontación e incluso ir contra algunos ayuntamientos del cambio”. Con estas palabras, los ediles Sofía Pardo (I-E), Patricia Lorente (CUP) y Rubén Domínguez (Tudela Puede) se dirigieron, respectivamente, a UPN, PPN, PSN y al edil no adscrito que ayer aprobaron que el Ayuntamiento de Tudela se adhiriera a la manifestación en contra “de la imposición del euskera” que se celebrará el próximo 2 de junio bajo el lema Por el futuro de todos en igualdad.

Como recordó Pardo (I-E), en la moción aprobada ayer en Tudela no se hizo referencia a solicitar que el Ayuntamiento pagara los autobuses para el traslado porque “en ese caso recurriríamos al TAN como sucedió en la manifestación de 2007 y por la que el Ayuntamiento de Casado tuvo que devolver el dinero”, si bien se “animaba a los vecinos” a acudir a la cita.

Lorente (CUP) hizo referencia a que “es falso que el Gobierno quiera imponer el euskera en el acceso al trabajo” y apuntó que son los vasco parlantes “quienes han estado discriminados” por la falta de atención en euskera. Por su parte, Pardo (I-E) acusó a los partidos convocantes de “seguir con el discurso del miedo” y añadió que “en el acuerdo programático I-E logró que no se impusieran las políticas lingüísticas de Bildu” por lo que aseguró repetidamente que “es mentira que se imponga, es voluntario. En la zona no vascófona no habrá ningún perfil obligatorio laboral con euskera. No hay imposición a las empresas, es mera propaganda”. Por último Domínguez (Tudela Puede) acusó de poner “a la lengua en la disputa de partidos. Esta cita divide más de lo que une”.

UPN y PPN, que presentaron de forma conjunta la moción, se enrocaron en que “se están creando ciudadanos de primera y de segunda, implementando medidas de forma obsesiva con el fin de discriminar a los castellanoparlantes”, aseguró Irene Royo (PPN), a quien I-E le señaló un lapsus al sentenciar en dos ocasiones que “siete de cada diez navarros usan el euskera”.

La regionalista Maribel Echave puso como ejemplo de la imposición que “se dan ayudas a las empresas que contratan con el Gobierno para aprender euskera”. Desde el PSN, Carlos Gimeno puso varios ejemplos para señalar que se estaba discriminando en Educación entre ellos que varias familias de jornaleros llegados a Abarzuza se habían tenido que ir a Estella porque no había enseñanza en castellano”. Gimeno indicó que “nosotros creemos en la zonificación y la Administración se está convirtiendo en un sujeto de derecho, por encima de los ciudadanos“. - F. Pérez-Nievas