Hello Egunsenti va a ser el siguiente

Nueve de las 12 escuelas infantiles estarán a final de año equipadas conforme marca la ley

El cuatripartito ha tenido que invertir 2,3 millones desde 2015 para adecuar los centros

Martes, 29 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Imagen exterior de la escuela infantil de Hello Egunsenti.

Imagen exterior de la escuela infantil de Hello Egunsenti. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Imagen exterior de la escuela infantil de Hello Egunsenti.

pamplona- El Ayuntamiento va a invertir más de medio millón de euros en acondicionar la escuela infantil Hello Egunsenti en la Txantrea. La reforma planteada es muy similar a la que se acaba de llevar a cabo en la escuela infantil Haurtzaro, con un presupuesto también similar, con el objetivo en ambos casos de adecuarlas a los criterios establecidos por el Decreto Foral 28/2007, que los sucesivos gobiernos regionalistas pasaron por alto.

Desde la llegada del cuatripartito, el asunto pasó a ser prioritario ya que solo cuatro de los doce centros infantiles cumplían en 2015 la normativa relativa a espacios físicos: José María Huarte, Hello Buztintxuri, Hello Azpilagaña y Printzearen Harresi.

En estos momentos son ya 8, tras las adecuaciones llevadas a cabo en Izartegi, Mendillorri, Goiz Eder y Haurtzaro. A final de 2018 o principios de 2019, esta cifra se elevará a 9 tras los trabajos en Hello Egunsenti, con lo que sólo quedarán por acometer los proyectos de Mendebaldea, previsto para 2019, y de Donibane, que finalizará en 2020. Al final del plan la escuela infantil Rotxapea será reconvertida en espacio familiar y su lugar, la duodécima escuela infantil será el futuro centro de Lezkairu, cuyo proyecto se va a poner en marcha este año.

hello egunsentiEn el caso concreto de Hello Egunsenti, la Junta de Gobierno del Organismo Autónomo de las Escuelas Infantiles municipales dio ayer luz verde al proyecto de obra de reforma y a la autorización de la licitación de las obras con un coste de 569.948,70 euros.

El proyecto aprobado plantea dos actuaciones. Por una parte, la demolición interna del ala en la que se encuentran los módulos de caminantes, medianos y mayores, por lo que se obtendrá una zona del edificio totalmente renovada.

Por otra parte, se ampliará la edificación hasta el límite con el parque de Morea. De esta manera, se mantendrá el concepto de la actual estructura, fundamentalmente basada en vivir en torno al patio cubierto que se convierte, con la actual reforma, en el corazón de los módulos al volcar todos en él.

Las zonas administrativas, de servicios y el módulo de lactantes sólo tendrán pequeñas actuaciones correspondientes a instalaciones (megafonía, incendios y puntualmente abastecimiento de agua). Únicamente habrá un cambio de uso entre comedor y almacén de cocina, y la redistribución de la zona de lavandería, y del distribuidor.

El proyecto, al ser una ampliación de un edificio existente que, a su vez ha sufrido varias actuaciones previas, pretende ser revolucionario en el interior pero mimético en el exterior. De este modo la ampliación pasará desapercibida, descubriendo un espacio nuevo con mayor seguridad para los menores y mejores prestaciones de temperatura, ventilación e iluminación.

El decreto de 2007 reguló los requisitos físicos que debían cumplir los centros de primer ciclo de Educación Infantil en Navarra y daba un plazo de tres años para adecuarse a ellos. Tras la llegada del cuatripartito, el Ayuntamiento puso en marcha en 2016 un plan de inversión de más de 2,3 millones de euros solo en reformas.

Esta cifra significa multiplicar por más de 20 el conjunto de las inversiones que el Consistorio pamplonés hizo en la red de Escuelas Infantiles en el periodo 2011/15, cuando se invirtieron 105.433 euros en obras de mejora, sin que esto supusiera adecuar los centros a lo establecido en la legislación. - D.N.