El Orfeón Donostiarra actúa por primera vez en Tafalla

Cerca de 80 voces interpretaron el sábado una veintena de obras de diferentes estilos

Martes, 29 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Actuación del Orfeón Donostiarra en Tafalla.

Actuación del Orfeón Donostiarra en Tafalla. (Foto: C. Armendáriz)

Galería Noticia

Actuación del Orfeón Donostiarra en Tafalla.

tafalla- De extraordinario y magnífico habría que calificar el concierto que ofreció el Orfeón Donostiarra en la tarde del pasado sábado en la sala auditorio Felipe Gorriti del Centro Cultural Tafalla Kulturgunea. El aforo de esta sala con sus 450 butacas registró un lleno completo con las entradas agotadas desde varios días antes de llegar esta actuación.

Era la primera ocasión en la que el Orfeón Donostiarra, una entidad musical fundada en el año 1897, actuaba en Tafalla y ese hecho unido a la brillante trayectoria que atesora la formación fue motivo más que suficiente para que los aficionados a la música y al canto coral acudiesen de forma masiva a escuchar sus brillantes interpretaciones. El concierto estuvo organizado por el Ayuntamiento de Tafalla en coordinación con la Federación de Coros de Navarra, al quedar incluido a su vez dentro de la programación del trigésimo aniversario de la fundación de esta asociación.

Bajo la dirección de José Antonio Sainz Alfaro, que lleva la batuta del Orfeón Donostiarra desde el año 1986, esta agrupación coral se presentó en Tafalla con un grupo de cerca de 80 voces y acompañados por el pianista Pedro José Rodríguez interpretaron un variado y rico repertorio de cerca de una veintena de obras de muy diferentes estilos y épocas. Sin realizar ningún descanso ni receso y a lo largo de cerca de una hora y media de actuación, iniciaron sus cánticos con una primera serie de piezas tradicionales del folklore vasco como Maitia nun zira, Euskalherriao Maite, para continuar con otras obras, también muy populares como El juramentoo La Adelita y continuar después con otras composiciones de polifonía religiosa como Aleluya, Aita Gurea o Ave María, entre otras y poner el colofón a su actuación con el Requiem de Brahms o Petite messe solennellede Rossini. Los prolongados aplausos del público asistente provocó que se despidiesen de esta actuación con otras dos interpretaciones fuera de programa.

El Orfeón Donostiarra, considerado como el más importante y afamado de las agrupaciones corales existentes en España, cuenta dentro de su repertorio con más de un centenar de obras sinfónicas, más de medio centenar de títulos de óperas y zarzuelas y otras tantas composiciones del folklore vasco, además de habaneras, canciones populares y de polifonía religiosa. Mantiene su espíritu amateur aunque con una dedicación casi profesional con una media de 30 o 40 conciertos anuales, muchos de ellos en los principales festivales europeos, además de contar con una densa discografía recogida en más de 200 grabaciones. Su actuación en Tafalla ha quedado grabada como un grato recuerdo que será muy difícil de olvidar. - C. Armendáriz