Privacidad a la basura

Jon Tellechea Cilveti - Miércoles, 30 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Durante las últimas semanas me han llegado al correo electrónico decenas de mensajes diciéndome que si no quería perder la comunicación con diferentes entidades tenía que darles permiso para poder cumplir el Reglamento Europeo de Protección de Datos.

El mismo día en que entra en vigor esa ley, que nos da más seguridad a los ciudadanos respecto a nuestra privacidad, el presidente de la Mancomunidad avisa que va a comenzar una experiencia piloto. En ella unos diez mil ciudadanos de dos barrios de Pamplona van a tener que emplear unas tarjetas asociadas a su domicilio (y por tanto a su identidad personal) para poder echar la basura a los contenedores. Vamos, que en vez de proteger nuestra privacidad ahora van a controlar hasta lo que echamos a la basura. Dicen que no hay ánimo de control ni sancionador... de momento. Que sólo quieren tener una estadística por calles. Para eso no hace falta más que saber dónde están los contenedores y suponer que los portales más cercanos son los que lo usan. Yo no me suelo mover cinco manzanas para echar la basura...

Me parece bien que nos animen a reciclar cada vez más, pero esto me recuerda más a una película de espías de la Guerra Fría que a una sociedad libre del siglo XXI.