Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El PNV revela que UPN boicoteó la renovación del Convenio y vetó sus enmiendas a los Presupuestos

Aitor Esteban denuncia que UPN “presionó” al PP para que no firmara el Convenio Económico y amenazó al Gobierno con tumbar los Presupuestos si aprobaba dos enmiendas del PNV para Navarra

Daniel Burgui Iguzkiza | Javier Bergasa - Miércoles, 30 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Aitor Esteban, junto a Unai Hualde, presidente del PNV en Navarra y parlamentario de Geroa Bai.

Aitor Esteban, junto a Unai Hualde, presidente del PNV en Navarra y parlamentario de Geroa Bai. (Foto: Javier Bergasa)

Galería Noticia

Aitor Esteban, junto a Unai Hualde, presidente del PNV en Navarra y parlamentario de Geroa Bai.

“UPN incluso intentó colocarse la medalla de que el acuerdo había sido por ellos, hace falta tener cara dura” “UPN está descolocado;si quieren saber qué opinión tienen de ellos en Madrid, pregunten en Moncloa”

Pamplona- El Partido Nacionalista Vasco denunció ayer el “chantaje” al que UPN ha sometido al Gobierno de España con los Presupuestos Generales del Estado de 2018, vetando de forma “obsesiva” y en “una maniobra ruin” cualquier enmienda que favoreciese a Navarra si esta había sido propuesta por diputados vascos. Desde UPN plantearon a Moncloa que si querían contar con su apoyo no aceptarían ni un solo euro propuesto por el PNV. “Nos decidimos a contarlo ahora, hartos ya de actitudes antinavarras de UPN y de quien no sabe distinguir entre la lucha partidista y los intereses generales de la ciudadanía. Esto es un grave problema”, así de claro arrancó su exposición el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, que ayer ofreció lo que él denominó “una rueda de prensa reactiva” en la sede del partido en Pamplona.

Pero el portavoz del PNV en el Congreso desveló ayer también un hecho de mayor calado y gravedad, que enmarcó en los entresijos de las negociaciones para los Presupuestos de 2017: cómo UPN saboteó durante cerca de seis meses y de forma sistemática la renovación del Convenio Económico para Navarra. Un acuerdo fundamental que se firmó en los últimos días de diciembre de 2017 y permitió a la ciudadanía navarra cumplir con sus obligaciones con el Estado y satisfacer la aportación solidaria de la Comunidad Foral con el resto de autonomías. Pero que fundamentalmente desatascó una situación de bloqueo desde el año 2014 -cuando el último Gobierno de UPN tenía obligación de pactar el acuerdo para el quinquenio 2015-2019- y dio a luz a un escenario nuevo de relación entre la entre la Hacienda del Estado y la Foral que permitió ahorrar a las arcas forales cerca de 215 millones de euros, al ser acordado el nuevo sistema de reajuste que afina todos los criterios con mayor precisión, siendo el balance positivo para Navarra.

No obstante, este histórico acuerdo podría haber sido firmado seis meses antes, en julio de 2017, si no hubiese sido por la beligerante actitud del partido de Javier Esparza, según denunció ayer Aitor Esteban. En junio de 2017, el Gobierno de Mariano Rajoy expuso -al igual que este año- a los diputados del PNV la dificultad extrema de lograr los votos de UPN si los nacionalistas vascos proponían cualquier enmienda que beneficiase a Navarra. “No lo entendemos, no lo compartimos, pero trataremos de facilitarlo, les dijimos”, explicó Esteban. Lo que sí acordó entonces el PNV con el Gobierno del PP para la aprobación de aquellos Presupuestos fue el compromiso explícito de Rajoy de que se renovarían de inmediato tanto del Cupo vasco como el Convenio navarro. Aunque los diputados vascos entendían que ambos asuntos eran competencia de los gobiernos, pero al menos sí que era su responsabilidad facilitar esos acuerdos.

LAS ZANCADILLAS DE UPNAsí, la renovación del Cupo fue firmada en julio de ese mismo año y se aprobó en el Congreso en noviembre. Sin embargo, en Navarra fue imposible. “No se hizo porque UPN torpedeó continuamente al Gobierno del PP y le presionó para que no se hiciese. Pasan meses, el Gobierno de Navarra tratando avanzar, negociar. Yo con una relación muy estrecha con el consejero Mikel Aranburu, quien lleva las negociaciones con el ministro Montoro y el secretario de Estado, tratado de ayudar y desbloquear estas situaciones”, relató Esteban.

Finalmente se firma en diciembre. “Porque se acaba el año y porque llamo directamente al ministro y al presidente del Gobierno y le digo que si están los números claros, si no se firma sería un incumplimiento de la palabra que nos dieron”, narró el diputado nacionalista, que añadió que si no se ha contado esto antes es “por responsabilidad”: “lo fácil es sacar pecho, pero pensamos que es mejor obtener un beneficio para nuestros conciudadanos que no un rédito de muy corto plazo de tipo partidista”. Aunque también apuntó la discreción que les pidió el propio Mariano Rajoy.

Respecto a estas actitudes de UPN, Aitor Esteban se mostró visiblemente azorado: “Me estoy conteniendo muchos epítetos”. Javier Esparza aseguró en diciembre de 2017 que UPN dio un “apoyo discreto desde el punto de vista político” en la negociación del Convenio Económico entre Navarra y el Estado “exigiendo el acuerdo y que se produjera antes de fin de año”. “Hay que tener cara dura de sus dirigentes y del partido”, zanjó ayer el portavoz del PNV en el Congreso. “Se puede no jugar limpio en política, pero recrearse en la suerte es de mal gusto. Sabíamos que la negociación para el PP no era fácil, nosotros hemos intentado hacerlo de buena fe, pero la paciencia tiene un límite”, añadió.

Preguntado por si hay canales de comunicación entre UPN y PNV en Madrid, el portavoz jeltzale contestó que “aparte de que los diputados de UPN no van mucho a las sesiones, no tiene mucho”, aunque sí se saludan. “Con estas actitudes es muy difícil. Relación personal, buena, pero relación política, no”. En su opinión, los regionalistas cometen “el error de identificar Navarra con UPN”, mientras que el PNV “reconoce que Navarra, en un número muy importante de sus ciudadanos, es UPN” y que éste es “un partido importantísimo” en Navarra. “UPN es ahora mismo un partido absolutamente descolocado, si quieren saber qué opinión tienen de ellos en Madrid que pregunten en La Moncloa”, expresó Esteban.


la LLAMADA DE MONCLOASobre las negociaciones de este año, detalló Aitor Esteban, UPN llegó la semana pasada a amenazar al PP con tumbar todo el Presupuesto, incluida la mejora de las pensiones. No es un hecho oculto este, ya que el propio Esparza el pasado 17 de mayo dijo ante los medios de comunicación que el principal “escollo” en la negociación con el PP acerca de los Presupuestos del Estado “se llama Partido Nacionalista Vasco”. Es por eso que no prosperaron dos enmiendas, una de ellas una partida de 1,5 millones de euros para la rehabilitación del centro histórico de Tudela y otra que contemplaba una inversión de cerca de 3 millones de euros para trabajos pendientes en el dique de Oroz-Betelu y Nagore del embalse de Itoiz. “Nos llamaron desde Moncloa desesperados para que por favor, por favor, retirásemos esas dos enmiendas ya que UPN estaba obsesionado con nosotros”, narró Esteban.