Baztan y Artajona se abrazan en la persona de Julián Romano (1831-1899)

Miércoles, 30 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

elizondo.“A todas aquellas personas que hacen posible que la música tradicional perdure a lo largo del tiempo y que la sociedad en general sea conocedora de nuestro increíble patrimonio cultural”. La dedicatoria explica de forma expresiva el sentimiento de artajoneses y baztandarras que en dos jornadas consecutivas representaron la obra Acordes de la tierra, recuerdo a la persona de Julián Romano (1831-1899), maestro gaitero y compositor fundamental de la música popular de Navarra y su esposa Micaela Elizaga. La obra es consecuencia de la relación por más de 20 años de Baztango Dantzariak y la Banda de Música de Artajona, y en formato de teatro musical se escenificó en el Frontón Baztan, en Elizondo, con arrolladora satisfacción. Participaron también Gaiteros de Navarra, las comparsas de gigantes y cabezudos de Artajona y Elizondo, Baztango Dantzarien Fanfarrea y txistularis de la Escuela de Música de Baztan, y un excelente grupo de actores impulsados todos por el entusiasmo de Mari Cruz Goñi, referente imprescindible en el folklore de Baztan. Foto: Ondikol