programa municipal Lecxit

63 voluntarios han ayudado a niños de Primaria a mejorar la lectura

Son 51 mujeres y 12 hombres, la mayoría que trabaja, que han dedicado una hora semanal a ayudar a mejorar la comprensión lectora de los menores

noticiasdenavarra.com - Miércoles, 30 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 11:16h

Los voluntarios que han ayudado a niños de Primaria a mejorar la lectura.

Los voluntarios que han ayudado a niños de Primaria a mejorar la lectura. (CEDIDA)

Galería Noticia

Los voluntarios que han ayudado a niños de Primaria a mejorar la lectura.

PAMPLONA. Un total de 63 personas han participado como voluntarias en la segunda edición del programa municipal Lecxit, que tiene como objetivo ayudar a niños y niñas de Educación Primaria a mejorar su comprensión lectora. El Ayuntamiento de Pamplona ha querido reconocer esta labor altruista de 51 mujeres y 12 hombres con una entrega de diplomas para agradecerles su dedicación en este curso 2017 – 2018. La mayoría de esas personas voluntarias trabajan y han dedicado una hora a la semana para que los menores inscritos en el programa mejoren su comprensión lectora. Los centros participantes en esta segunda edición han sido Liceo Monjardín, ikastola Amaiur, Iturrama, Doña Mayor, García Galdeano, Santa Teresa, Cardenal Ilundáin, Buztintxuri, Sanduzelai, Patxi Larrainzar, Mendillorri, ikastola Hegoalde y Bernart Etxepare.

El número de centros casi se ha duplicado respecto al año anterior. En el curso 2016 – 2017 este programa pionero del Ayuntamiento de Pamplona se ensayó en siete centros escolares, con 35 menores de 4º a 6º de Primaria. Se logró mejorar de media en más de un 50% la comprensión lectora de estos escolares. El programa consiste básicamente en que alumnado de 4º a 6º de Primaria comparta, de forma individual, una hora de lectura semanal con personas voluntarias, fuera del horario lectivo del centro. Las personas voluntarias han contribuido a la creación de un tiempo de trabajo efectivo en el que la lectura ha sido el centro, pero también una forma de entretenimiento intergeneracional entre los lectores y las personas adultas. La clave del Lecxit está, precisamente, en trabajar de forma lúdica y amena, gracias al voluntariado y a la implicación del entorno de los niños y niñas que participan en el programa.

Como resultado, los menores participantes no sólo incrementan su competencia lectora, sino que también les ayuda a consolidar sus aprendizajes en otras materias. Las sesiones de lectura se han desarrollado en cada uno de los centros educativos, que han participado en el programa, del niño o niña, en un espacio previamente seleccionado por el colegio, con abundante material de lectura adecuado a la edad de cada lector o lectora, lo que a para permitido a la pareja alumno/alumna - voluntario/voluntaria escoger el texto que quisieran leer cada día.