Quejas en Mendillorri por el aumento de tráfico en la carretera de Badostáin

El centro Antzara ha organizado 73 actividades en su primer año de funcionamiento

Kepa García Javier Bergasa - Miércoles, 30 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Imagen de los asistentes al foro vecinal de ayer por la tarde en civivox Mendillorri.

Imagen de los asistentes al foro vecinal de ayer por la tarde en civivox Mendillorri.

Galería Noticia

Imagen de los asistentes al foro vecinal de ayer por la tarde en civivox Mendillorri.

pamplona- El vecindario de Mendillorri se queja del considerable aumento del tráfico rodado en la carretera Badostáin, la vía que separa la parte alta y baja del barrio, que muchos conductores han comenzado a utilizar como vía más corta para acceder a la ronda este. Así se puso de manifiesto durante el foro vecinal celebrado ayer en civivox Mendillorri, que estuvo dirigido por la concejal de barrio Laura Berro (Aranzadi) y al que acudió una veintena de personas.

La movilidad volvió a convertirse en la materia más recurrente para los vecinos, sobre todo desde que han detectado un mayor número de vehículos que utilizan la citada calle para la conexión con el barrio de Lezkairu desde que se cambiara el sistema semafórico de la carretera Sarriguren.

El asunto generó varias propuestas, como que se habiliten nuevos elementos en la calzada para que los conductores no lo tengan tan sencillo a la hora de atravesar la carretera de Badostáin;o más pasos de peatones, ya que en breve estará acabado el ascensor que se está construyendo al lado, por lo que se prevé un mayor tránsito peatonal y ciclista.

La construcción de este elevador urbano sigue generando críticas en algunos sectores, que lo consideran innecesario y con fines electoralistas, aunque también hubo comentarios a favor del ascensor. Entre los primeros hubo alguna propuesta para que se habiliten más recorridos del transporte urbano dentro del barrio o una lanzadera, con el objetivo de facilitar el acceso entre la parte alta y baja.

Varios usuarios plantearon la necesidad de mejorar las paradas de la villavesa -instalación de bancos y marquesinas- y que se cambie la parada final para que los ocupantes no tengan que esperar dentro del vehículo a que continúe el recorrido.

aceras y bicisTambién hubo varias quejas sobre el estado de las aceras en algunas calles, por las pocas plazas de aparcamiento y por la saturación de las existentes cuando hay actividades en el trinquete o en el parque de las aguas. Al respecto, un vecino planteó la posibilidad de habilitar un nuevo aparcamiento junto a la zona deportiva.

Varios vecinos que utilizan la bici diariamente comentaron el riesgo que supone atravesar determinadas calles, reclamaron carriles bici más seguros y otros se refirieron a los atascos que se producen en las mañanas en las zonas cercanas a los colegios. De forma más concreta, un vecino se quejó de las dificultades de acceso a un garaje comunitario en la calle San Juan de Dios y de los coches mal aparcados.

La sesión del foro de barrio también sirvió para que el vecindario conociera el balance de actividades que se han llevado en el centro An-tzara, que dentro de poco cumplirá su primer año de funcionamiento. En este tiempo ha habido 73 iniciativas, 9 de las cuales se llevan a cabo semanalmente: ocio y tiempo libre, taller de costura, cursos de batukada, grupo de crianza con 8 familias y ensayos musicales del grupo de danzas o de la comparsa de gigantes. Además, se han organizado conciertos, exposiciones, charlas e iniciativas vecinales diversas.

Carlota Sarraseta e Ibai Jáuregui agradecieron el compromiso de las asociaciones y recordaron que el centro Antzara es “plural y sin inclusiones”, pidiendo disculpas si algún vecino ha podido sentirse incómodo. Por último, Mikel Baztan, jefe del servicio de jardines, dio algunos datos del nuevo espacio infantil que se va a habilitar alrededor del centro Antzara.