cerrada a peatones desde julio de 2016

Una ingeniería determinará el estado de la pasarela del Labrit para poder reabrirla

El Ayuntamiento y el equipo responsable de la obra acuerdan que una empresa independiente examine la estructura ante posibles reclamaciones

Kepa García / Javier Bergasa - Miércoles, 30 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Desde septiembre de 2016, la pasarela permanece cubierta con una red para evitar desprendimientos.

Desde septiembre de 2016, la pasarela permanece cubierta con una red para evitar desprendimientos. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Desde septiembre de 2016, la pasarela permanece cubierta con una red para evitar desprendimientos.

pamplona- Expertos de la empresa IDEAM, gabinete de ingeniería con sede en Madrid, van a inspeccionar en los próximos días la pasarela del Labrit para examinar su estructura y plantear las soluciones técnicas que permitan reabrirla con las máximas condiciones de seguridad en cuanto sea posible.

La pasarela fue cerrada al tránsito peatonal el 5 de julio de 2016 tras conocerse el informe encargado por el Ayuntamiento a una empresa externa (INTEMAC), que detectó deficiencias en el mantenimiento de la estructura y de corrosión a raíz del desprendimiento de algunas placas

La visita de los ingenieros forma parte de un acuerdo más amplio que las partes implicadas (Ayuntamiento y empresa responsable de la obra) han alcanzado para que sea una empresa de consenso -en este caso IDEAM- la que se encargue de determinar el origen de lo sucedido y la solución. De su resultado dependerá la responsabilidad sobre los desperfectos detectados y del coste de las obras que sea necesario acometer para reabrirla.

De cara a proteger los intereses municipales y las garantías jurídicas en la tramitación del expediente, el Ayuntamiento tomó la decisión de no intervenir en la estructura hasta que no hubiera un informe que determinara la causa del problema, no fuera a ocurrir que ante una apertura provisional -además del riesgo que habría supuesto- hubiera podido afectar a las reclamaciones pendientes del Ayuntamiento con los responsables del diseño de la pasarela (el equipo constituido por Boreas Nuevas Tecnologías, Óscar Pérez Silanes, Carlos Pereda Iglesias e Ignacio Olite Lumbreras) o de su construcción (Arian Construcción y Gestión de Infraestructuras y TEUSA Técnicas de Restauración).

En este contexto cabe recordar que la Junta de Gobierno Local aprobó el 3 de agosto de 2017 una de las alegaciones planteadas por el equipo redactor del proyecto y director de la obra: la elaboración de un informe firmado por un experto independiente cuyo dictamen fuera aceptado por ambas partes. Hay que tener en cuenta que además del informe que encargó el Ayuntamiento a INTEMAC -en el que se detectaron varios problemas en la construcción- los responsables de la obra encargaron otro, que concluyó que la seguridad estructural de la pasarela no estaba comprometida.

en cuatro fasesEl informe que elaborarán los expertos de IDEAM incluye un estudio previo, la inspección técnica y la emisión de informe de estado y resultados sobre la pasarela de Labrit. Se hará en cuatro fases, comenzando por el análisis preliminar detallado de toda la documentación existente e inspección de la pasarela. La segunda fase incorpora un informe de análisis de la documentación existente y del estado de la pasarela, así como el planteamiento de líneas futuras de trabajo. En la tercera fase se elaborará un informe de evaluación y propuesta de líneas de actuación y en la cuarta las actuaciones correctoras de reparación.

La pasarela de Labrit tiene 73,5 metros de longitud, una forma de Y griega y un peso que supera las 125 toneladas. Se abrió al público a mediados de diciembre de 2010 y costó 1.124.382 euros, con un plazo de garantía de 3 años adicionales (3+3), que concluía el 27 de diciembre de 2016.

Desde febrero de 2016 hasta su cierre definitivo en julio se sucedieron los avisos de desprendimiento de placas o de necesidades de reparación. Para evitar riesgos, se instaló en septiembre de ese mismo año una red en la parte central envolviendo la estructura de nylon reforzado con sirgas. Este sistema evitó el 28 de marzo de 2017 que otro desprendimiento afectara a la calzada o la acera.

El futuro de la pasarela será tratado hoy en la comisión de Urbanismo, donde el PSN ha presentado una iniciativa para conocer el proceso del expediente. UPN, por su parte, pidió que se abriera provisionalmente, para lo que incluso planteó colocar unos andamios de seguridad.

cronología

Diciembre 2012. Inauguración de la pasarela.

9 febrero de 2016. Se registra el desprendimiento de dos placas metálica.

19 de febrero. La dirección de la obra emite un informe en el que se concluye que la seguridad estructural de la pasarela no estaba comprometida, por lo que el Ayuntamiento la reabre al tránsito peatonal.

23 de junio. El Ayuntamiento vuelve a cerrar la pasarela durante dos días para mantenimiento

5 de julio. Cierre definitivo al paso peatonal tras hacerse público el informe de INTEMAC, que recoge defectos en la estructura y de mantenimiento.

22 septiembre. Se instala una red de seguridad especial por debajo de la estructura para evitar más desprendimientos.

30 mayo de 2017. El Ayuntamiento reabre el expediente para determinar las responsabilidades.

28 de marzo de 2018. Se producen nuevos desprendimientos, aunque la red protectora evita que lleguen a la calzada.