Florentino: "no he podido convencerle"

Zidane deja el Real Madrid

"Es un momento raro, pero este equipo necesita un cambio para seguir ganando, necesita otro discurso y una nueva metodología", sentencia

d.n. - Jueves, 31 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 12:03h

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, y el entrenador Zinedine Zidane, durante la rueda de prensa.VER VÍDEOReproducir img

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, y el entrenador Zinedine Zidane, durante la rueda de prensa.

Galería Noticia

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, y el entrenador Zinedine Zidane, durante la rueda de prensa.ReproducirEl entrenador francés del Real Madrid, Zinedine Zidane.

MADRID. Zinedine Zidaneha anunciado en una rueda de prensa por sorpresa en Valdebebas que renuncia a su cargo de entrenador del Real Madrid tras tres temporadas en el club. El técnico toma esta decisión después de comunicársela al presidente del club, Florentino Pérez, y solo unos días después de conquistar su tercera Champions League consecutiva.

“Tomé la decisión de no seguir el año que viene como entrenador del Real Madrid. Este equipo debe seguir ganando y necesita un cambio. Es un momento raro, pero este equipo necesita un cambio para seguir ganando, necesita otro discurso. Otra metodología de trabajo y por eso tomé esta decisión”, aseguró el hasta hoy técnico del Real Madrid.

Preguntado por la sorprendete decisión, que ha cogido a pie cambiado a la afición, el francés explicó que “es una decisión que para muchos puede no tener sentido, pero para mí sí. Es el momento de hacer un cambio. Después de tres años es la decisión adecuada. Pero entiendo a la afición y les agradezco tanto como jugador y entrenador porque siempre me han apoyado”, señaló.

El técnico francés se hizo cargo de la primera plantilla del Real Madrid el 4 de enero de 2016 en sustitución de Rafael Benítez y desde entonces ha ganado tres Ligas de Campeones, una liga, dos Supercopas de Europa, dos Mundiales de clubes y una Supercopa de España. Su despedida llega por sorpresa después de conseguir uno de los hitos más importantes de los últimos tiempos al lograr el triplete de Champions.

"Yo no me voy para entrenar a otro equipo”

“Hay momentos complicados en la temporada y hay que reflexionar. Creo que los jugadores necesitan un cambio. Quiero agradecer a los jugadores, es un club exigente y a ellos les hemos pedido cada vez más. Es momento de tener otro discurso para volver a ganar”, reflexionó el francés. “Es mi decisión. Si yo no veo claramente que vamos a seguir ganando, llega un momento en el que es mejor cambiar y no hacer tonterías”, señaló después.

Sobre si los jugadores conocieron la decisión de primera mano, el técnico confirmó que se lo había anunciado por mensaje. “Yo no me voy para entrenar a otro equipo. Lo que sí es que el mensaje es a la plantilla. Hablé con Sergio Ramos. El respeta la decisión y me ha deseado suerte para todo. Ha sido un placer compartir otros tres años con él”, señaló.

“Lo que ha pasado es un desgaste natural. Cuando yo te dije que me quedaba en febrero lo pensaba. Pero también he dicho que aquí puede pasar de todo. No estoy cansado de entrenar, pero el momento para seguir ganando aquí no es el adecuado”, repitió el francés. “Es todo más simple. Hay que saber cuando parar. Lo hago por el bien de este equipo. Conmigo habría sido complicado ganar el año que viene. Lo hemos visto en la Liga y en la Copa. Ha habido buenos momentos pero también malos. Si se trata de vivir una temporada en la que acabe mal... no quiero. Creo que es el momento. Acabar bien".

DECISIÓN INESPERADA El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, reconoció que era "una decisión totalmente inesperada" el adiós de Zinédine Zidane al banquillo del club y que cuando se la comunicó el francés sólo le quedó "asumirla y respetarla" porque sabe que no le podría convencer de ninguna de las maneras.

"Después de conquistar esta Copa de Europa esta es una decisión totalmente inesperada. Es un día triste para mí, los jugadores y para toda la gente de este club, pero él sabe que le quise como nadie como jugador y que le he querido igual como entrenador", afirmó Florentino Pérez, que compareció en rueda de prensa junto al exjugador.

El dirigente dejó claro que le "gustaría" que 'Zizou' siguiese "siempre" a su lado. "Pero sabemos que cuando toma una decisión sólo queda asumirla y respetarla", añadió, en referencia a cuando decidió dejar el fútbol.

Al empresario, el anuncio que le hizo Zidane le "causó un gran impacto". "Me hubiera gustado convencerle, pero sé como es. Sólo podemos darle nuestro cariño, apoyo y reconocimiento, y recordarle que esta casa es su familia para siempre", apuntó.

"Uno no está preparado para una noticia como esta. Le recordaba cuando vino ayer miércoles cuando fui a verle por primera vez para ver si estaba preparado para dirigir al Real Madrid y me dijo con rotundidad que sí, que estaba convencido de que podía triunfar y ha triunfado", añadió.

Florentino Pérez agradeció al ya extécnico "su entrega, pasión, cariño y todo lo que ha hecho". "Su comportamiento siempre ha sido ejemplar y acorde con los valores del Real Madrid. En vez de una despedida, me gustaría decirle que es un hasta pronto porque no dudo de que volverá, pero si necesita un descanso, seguro que se lo merece", sentenció, sin responder a más preguntas sobre el posible perfil del sustituto.

NUEVE TÍTULOS EN EL BANQUILLO Cinco días después de convertirse en leyenda, de ser el primer entrenador en ganar tres Ligas de Campeones consecutivas, Zinedine Zidane entonó una inesperada despedida, un 'hasta luego', después de dos años y medio en el cargo en el que logró nueve títulos y mantuvo al Real Madrid en la cima del fútbol universal.

Desde aquel 4 de enero de 2016 en el que fue presentado en el Santiago Bernabéu hasta este 31 de mayo, el Real Madrid ha vivido una de las mejores etapas de su historia bajo la batuta de seda de 'Zizou'.

De trece títulos posibles cuando tomó el relevo en el banquillo de Rafa Benítez, el Real Madrid ha conseguido con Zidane nueve, esas tres gloriosas Champions que elevaron la cifra a trece, una Liga (2016/17), dos Supercopas de Europa (2016 y 2017), dos Mundiales de Clubes (2016 y 2017) y una Supercopa de España (2017).

Llegaba procedente del Real Madrid Castilla, del filial, y su método caló tanto en el vestuario que el equipo resurgió y se elevó a cotas históricas. Su relación con los medios informativos estuvo siempre marcada por la educación, por su serenidad, por la simpatía y por una sonrisa en todas las comparecencias.

Sin obviar lógicamente esas tres Champions seguidas, Zidane explicó en su despedida que se queda con la liga conseguida. Siempre le ha dado un gran valor al torneo de la regularidad y en esta campaña el equipo quedó prácticamente descartado pronto.

El técnico francés, que le comunicó la decisión a Florentino Pérez el miércoles y a los jugadores por mensaje (con el capitán Sergio Ramos sí que habló), no quiso exponer cuándo realmente tomó la decisión de no continuar y aseguró que aunque no era un día bueno tampoco era un día triste.

Y reiteró por activa y por pasiva que era el mejor momento de dejar el cargo, en la cima, en pleno éxito, y sin tener seguro que el equipo iba a poder seguir ganando con él en el banquillo. Su retirada como futbolista en activo fue también similar.

Siguió entonces cerca del Real Madrid. Ahora hará lo mismo. Reposará tras el "desgaste" acumulado, y, como dijo el propio Florentino Pérez, convirtió su adiós en un posible "hasta luego". De momento, lo que tiene claro es que no se marcha a otro club.

Zidane en todo caso se marcha en la cresta de la ola, en pleno éxito, convertido en leyenda del Real Madrid. Sabe que su salida supone un terremoto, una sensación, para el club y la afición, pero está convencido de que es lo mejor.

Nacido en Marsella el 23 de junio de 1972, 'Zizou', pone, por lo tanto, punto y seguido, a su segunda etapa en el club del Santiago Bernabéu. La primera comenzó el 10 de julio de 2001, cuando Florentino Pérez le convenció para que cumpliera un sueño de todo jugador y pasara del Juventus italiano al Real Madrid, en el que permaneció cinco campañas.

Ganó una Liga de Campeones en 2002 como gran protagonista, con uno de los mejores goles de la historia, una Liga, dos Supercopas de España y una de Europa y un Mundial de Clubes, y además encandiló con su fútbol mágico dentro del llamado equipo de los 'galácticos'.

Antes habían quedado atrás sus inicios en el Cannes, su periplo en el Girondins de Burdeos (1992-1996) y su irrupción estelar en el Juventus (1996-2011), con el que ganó dos ligas, una Supercopa italiana, entre otros títulos, pero le faltó la Champions, para la que tuvo que esperar a llegar al Bernabéu.

En su extenso y exitoso palmarés como jugador brilla con luz propia el título mundial obtenido en París en 1998, también con él como gran abanderado y líder de aquella selección gala que derrotó en la final a Brasil con un doblete suyo, así como la Eurocopa de 2000.

La cruz de la moneda la vivió en Alemania 2006, cuando Italia le arrebató la gloria y además fue expulsado por propinar un cabezazo a Marco Materazzi. Era una despedida triste después de un gran Mundial y de que el 7 de mayo de ese año hubiera jugado su último partido en el Bernabéu frente al Villarreal, partido en el que marcó su último gol de blanco.

Se convirtió posteriormente en asesor del presidente y los banquillos no parecían cerca. Comenzó a sentir el 'gusanillo' ayudando a su hermano al frente del equipo de su barrio Le Castellaine en un torneo de categorías inferiores disputado en Hortaleza.

En junio de 2013 fue nombrado ayudante del italiano Carlo Ancelotti en la primera plantilla del Real Madrid, donde comenzó a saborear éxitos en los banquillos, principalmente la Liga de Campeones de 2014 ante el Atlético de Madrid en Lisboa. En junio de 2014 se convirtió en el técnico del Castilla, el primer filial, del que dio el salto para una etapa que ahora concluye con un nuevo "hasta luego".