A Navarra han llegado 56 empresas más de las que se han ido en los últimos 16 meses

En los cuatro primeros meses de 2018, el saldo positivo es de 21 empresas, con 13,5 millones más de facturación y 204 empleos
La tendencia se ha revertido desde hace un año

Juan Ángel Monreal / Patxi Cascante - Jueves, 31 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Manu Ayerdi, durante la comparecencia de ayer.

Manu Ayerdi, durante la comparecencia de ayer. (Patxi Cascante)

Galería Noticia

Manu Ayerdi, durante la comparecencia de ayer.

“El impacto de los cambios de sede social y fiscal es muy poco relevante en la economía navarra”

Pamplona- La estadística más empleada por UPN y PP ya no soporta las críticas al Gobierno de Navarra. Y la fuga de empresas, denunciada de forma machacona durante los dos primeros años de legislatura, una consecuencia -argumentaban las fuerzas conservadoras- de la política fiscal del Ejecutivo de Barkos, no solo se ha frenado sino que se habría revertido. Según los mismos datos mercantiles, entre 2017 y los cuatro primeros meses de 2018 habrían llegado a Navarra 56 empresas más de las que se fueron.

El impacto de estos movimientos -explicó ayer Manu Ayerdi, vicepresidente del Gobierno- que compareció de nuevo en el Parlamento de Navarra para explicar los datos, resulta además escasamente relevante para la economía foral, tanto en términos de empleo como de la facturación de las empresas. De este modo, y a pregunta de Ana Beltrán (PP), que fue quien solicitó la comparecencia, Ayerdi recordó que, en el año 2016, se produjo un saldo negativo de 76 empresas. Ya el año pasado, el saldo positivo, “como ya es conocido”, aseguró, alcanzó a las 35 sociedades. Y en los cuatro primeros meses del año 2018, el saldo positivo asciende a 21 empresas. “Se aprecia un giro sustancial” en la tendencia, aseguró Ayerdi, quien recordó que, desde julio de 2017, el saldo ha sido positivo en todos y cada uno de los meses excepto en septiembre.

“Es más irregular en el caso de los volúmenes de facturación y de empleo”, dijo Ayerdi, quien en cualquier caso matizó que estos datos a veces no se corresponden con la realidad, al poderse incluir bajo un mismo Número de Identificación Fiscal (NIF) distintos centros de trabajo. Estos datos se corresponden con aquellas empresas que han movido su domicilio social de o hacia Navarra según información del Registro Mercantil, unos datos que, según dijo, coinciden “básicamente” con los cambios de domicilio fiscal.

En los cuatro primeros meses de este año, añadió, también ha habido saldos positivos en facturación y empleo, de 15,3 millones de euros en el primer caso y de 204 puestos de trabajo en el segundo. El vicepresidente explicó que hay una “gran variedad de motivos” por los que se produje un cambio de domicilio social y destacó que generalmente este proceso no implica traslados del centro de trabajo ni del empleo, por lo que, en conjunto, “no tiene incidencia en la economía de la región”.

En este sentido, el vicepresidente del Gobierno destacó algunos de los casos en los que se ha producido un cambio en la sede social, como el de Amma Navarra, que ha trasladado su sede a Madrid, sin que esto haya repercutido en el empleo que se genera;o el de Jata, con sede ahora en Navarra, pero que ocupa en Tudela solo a 21 de las 60 personas con las que cuenta la empresa domiciliada en Navarra.

Respecto a la recaudación tributaria, Ayerdi no fue tan preciso, pero indicó que el impacto también es “muy reducido”, ya que sólo han dejado de tributar en la Comunidad Foral las sociedades que facturaban menos de siete millones de euros y tenían plantas en Navarra y en otras comunidades autónomas. Las grandes empresas, con facturación superior a siete millones y actividad en varias comunidades, en caso de traslado de domicilio fiscal “funcionan por cifra relativa” e ingresan en las dos agencias tributarias. Por ello, el consejero subrayó que los datos sobre cambio de domicilio social o fiscal, y sobre facturación y empleo, deben tratarse “con mucha cautela interpretativa”.

apunte

El comercio mejora en abril

Navarra, a la cabeza. El Índice de Comercio al por Menor de Navarra en términos constantes ha registrado en abril un crecimiento interanual del 1,5%, según la elaboración propia de Instituto de Estadística de Navarra (NaStat) basada en información facilitada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El crecimiento acumulado del año hasta el mes de abril se sitúa en el 2,5%, también claramente por encima de la media española, que se sitúa en el 0,7% en abril y en el 1,7% en los cuatro primeros meses del año. El empleo en el sector de comercio minorista de la Comunidad foral ha registrado un crecimiento interanual del 0,1%, la misma tasa que la estimada en el acumulado anual (enero-abril). El conjunto nacional presenta una tasa de variación del 0,8% respecto al mismo mes de 2017, una décima menos que la tasa alcanzada en los cuatro primeros meses del año. - D.N.