A la contra

Y además faltones

Por Jorge Nagore - Jueves, 31 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Bien, no hace falta explicar mucho las palabras que el martes pronunció uno de los organizadores de la manifestación contra el euskera. Pachi Mendiburu dijo, literalmente, que “pones el Modelo D en la Ribera y es una discriminación, porque ahí te quitas a los deficientes y te quitas a los inmigrantes y os quedáis los guays”. Se explican solas, son profundamente aberrantes y dicen mucho más de quien las dice que de lo que pretende atacar. Al Modelo D se puede apuntar -libremente- quien quiera, sea inmigrante o no, con problemas de aprendizaje o no, del mismo modo que en otros modelos, que se eligen libremente, y que cuentan con apoyo para alumnado especial. Ya digo que se valoran solas, porque imagino que esa idea xenófoba y enferma la traslada al resto de lugares, no solo a la Ribera. Bajo su prisma, los padres y madres elegirían el D o para unirse al País Vasco -cágate lorito-, o para ser funcionarios -paranoia muy creída por muchas y muchos, que hay que ser un idiota con ruedas para creer que unos padres y madres apunten a sus hijos a un modelo para ser funcionarios y además 20 años más tarde- o para quitarse “deficientes e inmigrantes y quedaros los guays”. Están taraos y para rematar faltan un poco al respeto a los que eligen el Modelo D. Todo en orden. No parecen haberse preocupado nunca estos por los y las niñas y niños con dificultades de aprendizaje -que los hay y bastantes- que de repente y sin casi escapatoria en muchas localidades y colegios se han encontrado con una imposición de las de verdad: el PAI. Sí, el PAI en todas partes y sus muchas horas en inglés son un auténtico escollo prácticamente insalvable para esas alumnas y alumnos, pero esto a Mendiburu y al resto les importa una higa, como no les importó a UPN, PPN y PSN: inglés como a las ocas y el que se descuelgue o no entienda nada le ponemos a dibujar y que se joda. De esto, ni .