Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Sección VI de la Audiencia de Zaragoza

Condenados por el robo de una estatua de Bécquer vendida a trozos y para chatarra en Tudela

8 meses al chatarrero navarro por receptación y 1,5 años al ladrón por el hurto

Enrique Conde - Jueves, 31 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

La estatua de Bécquer, que fue robada y troceada, junto al castillo de Trasmoz.

La estatua de Bécquer, que fue robada y troceada, junto al castillo de Trasmoz.

Galería Noticia

La estatua de Bécquer, que fue robada y troceada, junto al castillo de Trasmoz.La estatua de Bécquer que fue robada y troceada.

pamplona- La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Zaragoza ha confirmado una condena de un año y medio de prisión a Gregorio A.P., vecino de Tarazona, por un delito de hurto de bienes de interés cultural, al que se le aplica la agravante de reincidencia y la atenuante de drogadicción, por haber sustraído en abril de 2014 la estatua de bronce del poeta Gustavo Adolfo Bécquer, situado a los pies del castillo de Trasmoz, una localidad de Zaragoza en las faldas del Moncayo y que se sitúa en la ruta cultural que recuerda al escritor. El acusado no solo sustrajo la estatua -de 1,40 metros de altura y entre 200 y 300 kilos de peso-, sino que además la troceó y la vendió como chatarra en una empresa de Tudela. El propietario de ésta, Fernando S.C., ha sido condenado a ocho meses de cárcel por un delito de receptación, ya que además de adquirir los trozos de la estatua, hizo lo propio con otras sustracciones que había realizado el principal acusado como una placa de bronce, que tenía grabado el rostro del escritor y parte de la quinta carta del mismo (de la obra Cartas desde la cárcel, colocada a la entrada del cementerio de Trasmoz), así como una esfera y un libro que formaban parte de la escultura de María Moliner en Novallas. Una mujer, pareja del primer acusado y que iba con él en el coche al ser interceptado en la capital ribera, ha sido absuelta al no poder demostrarse que intervino en el robo del busto.

La sentencia ratifica la del Juzgado de lo Penal 7 de Zaragoza y contempla una indemnización de 35.000 euros para el autor de la obra, el escultor sevillano Luigi Martínez Remírez. También deberán pagar 1.140 euros al consistorio de Trasmoz por los daños ocasionados. El chatarrero de Tudela había entregado recibos al otro acusado, “a sabiendas del origen ilícito de los objetos”, según dice la sentencia. Entre dichos albaranes entregó uno por 35 euros correspondiente a los 8 kilos de bronce de la esfera, otros 59,8 euros por los 23 kilos de bronce de la placa;123,75 euros entregó por 49,5 kilos de piezas cortadas de la escultura y otros 247 euros por otros 99 kilos de bronce también de piezas del busto. Todo ello se entregó en la chatarrería entre el 21 y el 28 de abril de 2014, hasta que la Policía Foral interceptó al ladrón en un control de alcoholemia en Tudela. A los agentes les llamó la atención el hollín y de virutas de metal que tenía el acusado en las ropas y descubrieron las piezas cortadas en el vehículo.