La moción para reprobar al alcalde no prospera

Los votos del GIH y PP no son suficientes para aprobar la propuesta de Cambiando Huarte

Jueves, 31 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

huarte- Los apoyos del GIH y PP (5) no fueron suficientes para respaldar la reprobación al alcalde propuesta por el edil de Cambiando Huarte Fran Espinosa, después de que Arruiz no haya concertado la línea de crédito (800.000 euros) que el Pleno aprobó en su última sesión para hacer frente a la sentencia que obliga a Huarte y Esteribar a devolver antes del 18 de junio cerca de 1,3 millones de euros (más intereses) como cuotas de urbanización a los propietarios de los terrenos del actual polígono de Ollokilanda.

Espinosa quiso aclarar que presentó la moción antes de la denuncia pública del asunto del GIH y no después (a propósito del calificativo de “tonto útil de la oposición” que le regalaron EH Bildu y Geroa Bai). E insistió: el alcalde prevarica y su acción le sale a la villa a razón de “100 euros al día, y si miento que venga el Interventor y lo diga”. “Esta liebre la levantó el Interventor”, añadió, “y está claro que unos dieron los pelotazos urbanísticos (señalando al GIH) y otros los rematan de cabeza” (apuntando a EH Bildu).

Beloqui (Geroa Bai) dijo no compartir ni el fondo ni la forma de una “moción electoralista”, y explicó que esos 800.000 euros le corresponden a Esteribar, aunque paga Huarte como responsable del desarrollo, que reservó esa cantidad en caso de que Esteribar se retrasase en el pago.

Y Edorta Beltzunegi (EH Bildu) tachó la moción de “ridícula”, “absurda” e “irresponsable”. “Si algo es reprobable es la actitud de quien intenta poner bajo sospecha al alcalde por no querer pagar a los bancos más de lo estrictamente necesario”. El teniente de alcalde dijo que la moción la presenta “aquel que en su inmaculada pureza antifinanciera no quiso siquiera prever que pudiera existir la necesidad de contratar un crédito, pero ahora intenta arrogarse la defensa del supuesto incumplimiento de una moción que no quiso votar”. “No hay nada que reprobar al alcalde, sino más bien lo contrario: acaso una razón para felicitarle por evitar que las y los vecinos tengan que abonar de antemano a los bancos una cantidad que aún no sabemos si se va a necesitar”, finalizó. - M.B.