EEUU emprende una guerra comercial con la UE, Canadá y México tras imponerles aranceles

Las tasas al acero y aluminio entran este viernes en vigor mientras Europa tomará represalias similares

Viernes, 1 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Un trabajador del acero durante sus labores en una fundición de Salzgitter (Alemania).

Un trabajador del acero durante sus labores en una fundición de Salzgitter (Alemania). (EFE)

Galería Noticia

Un trabajador del acero durante sus labores en una fundición de Salzgitter (Alemania).

madrid- Estados Unidos inició ayer una guerra comercial con sus socios, aliados y competidores al anunciar el Departamento de Comercio la suspensión de la exención a la imposición de aranceles a la importación de acero y aluminio de la Unión Europea (UE), Canadá y México, una decisión que dispara las tensiones comerciales y anticipa represalias de sus socios.

“Hemos decidido no ampliar la exención para UE, Canadá y México, por lo que estarán sujetos a los aranceles del 25% y 10% al acero y el aluminio”, indicó el secretario de Comercio de EEUU, Wilbur Ross.

Los aranceles entrarán en vigor hoy, 1 de junio, la misma fecha en la que la Comisión Europea (CE) denunciará a Estados Unidos ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) y además impondrá “medidas de reequilibrio” para proteger a su industria.

“Estados Unidos no nos deja otra opción que proceder con una disputa ante la OMC y con la imposición de aranceles adicionales en una serie de importaciones de EEUU”, anunció el presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, en un comunicado.

Agregó que la CE defenderá “los intereses de la Unión cumpliendo enteramente con las leyes de comercio internacional” en su réplica a la decisión de Washington.

La UE y Japón advirtieron conjuntamente que los aranceles a los coches y piezas de automóvil importados provocarán “turbulencias graves” en los mercados internacionales en caso de aplicarse. La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, y el ministro japonés de Economía, Comercio e Industria, Hiroshige Seko, indicaron que “podría conducir a la desaparición del sistema multilateral actual”, basado en las reglas de la Organización Mundial del Comercio.

Ambos se pronunciaron tras una reunión en París con el representante de Comercio Exterior de EEUU, Robert Lighthizer, en el marco de la reunión ministerial anual de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

También el Gobierno de México anunció que responderá “ante los aranceles impuestos por Estados Unidos e impondrá medidas equivalentes a diversos productos como aceros planos (lámina caliente y fría, incluidos recubiertos y tubos diversos), lámparas, piernas y paletas de puerco”.

Los aranceles mexicanos -que también contemplarán embutidos y preparaciones alimenticias, manzanas, uvas, arándanos y diversos quesos- se aplicarán “hasta por un monto equiparable al nivel de la afectación”.

Un portavoz del Gobierno británico declaró que el Reino Unido está “profundamente decepcionado” con la decisión de EEUU de suspender la exención de aranceles sobre el acero y el aluminio de la Unión.

“El Reino Unido y otros países de la Unión Europea son aliados cercanos de Estados Unidos y deberían estar completa y permanentemente exentos de las medidas estadounidenses sobre el acero y el aluminio”, señaló ese portavoz.

“Estamos bailando al borde del precipicio”, y esta situación “necesita mucho control para mostrar a Estados Unidos que se equivoca, que toma el mal camino y que es urgente buscar soluciones de fondo”, declaró a la prensa el responsable francés de Comercio Exterior, Jean-Baptiste Lemoyne, en la reunión de la OCDE.

En Berlín, el Gobierno alemán expresó su rechazo a la decisión de EEUU y afirmó que la respuesta a ello procederá de una “Europa unida”.

“Nuestra respuesta al ‘America First’ (Estados Unidos primero) sólo puede ser la de ‘Europa unida”, aseguró en un comunicado el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Heiko Maas, para añadir que la UE está “preparada” para reaccionar a ello con las “medidas adecuadas”. - Efe

las medidas de la ue

Denuncia ante la OMC. La decisión más inmediata que llevará a cabo Bruselas será plantear una denuncia ante la OMC, que deberá decidir si los aranceles cumplen con sus normas o no, uno de los puntos en los que Washington y Bruselas difieren.

Tasas a otros productos. La segunda represalia será la imposición de aranceles a productos estadounidenses que entran en la UE, reflejados en una lista que incluye alimentos como el maíz dulce o los arándanos, productos como el maquillaje o el tabaco y otros como varios tipos de tuberías, tubos, planchas y estructuras de acero.

Aranceles del 10% al 25%. llegan a ponerse en marcha las represalias, estos productos estarían sujetos a aranceles de entre el 10% y el 25%, las mismas tasas que pretende aplicar EEUU al aluminio y acero, respectivamente, y en un volumen equivalente a las exportaciones europeas que se verán afectadas, de unos 6.400 millones.

Plazo de 30 días. La OMC fue informada de la lista completa el pasado 18 de mayo y la UE no necesita ningún tipo de luz verde por parte de la organización comercial para aplicar los aranceles, aunque deberá esperar 30 días, hasta el 17 de junio, para hacerlo, según las normas de la entidad.

Reequilibrio El Ejecutivo comunitario se coordinará con representantes de los Estados miembros, en el llamado procedimiento de comitología, para decidir cómo aplicar estas medidas de reequilibrio.