Mesa de Redacción

Incoherencia, lo vistan como lo vistan

Por Joseba Santamaria - Viernes, 1 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Si hoy se confirma el triunfo de la moción de censura de Sánchez contra el Gobierno de Rajoy le va a quedar una bonita foto al PSN mañana en la pancarta de la manifestación contra el euskera. María Chivite alega una y otra vez que el apoyo del PSN a la manifestación de mañana contra el euskera es un ejercicio de coherencia. Pero creo que esa foto será un nuevo ejercicio de incoherencia política del PSN en la política navarra. Incluso el PSN, que apoyó en el Parlamento la reforma legal que permitió al fin la posibilidad de elegir la educación en euskera en toda Navarra poniendo fin a una discriminación de familias y localidades de más que dudosa constitucionalidad, se manifestará mañana contra sí mismo. No parece muy coherente eso. Y no sólo porque el argumentario de los convocantes y de quienes les apoyan son un compendio de falsedades y falta de respeto que acabarán siendo estudiados en el ámbito académico como una más de las grandes campañas de manipulación política e intoxicación social. Sino porque esa imagen es el lugar contrario al que Sánchez reclamó ayer en la defensa de su moción de censura para la política y para el PSOE. Chivite, si acude a la manifestación, compartirá espacio con quienes ayer en el Congreso no se cansaron de arremeter, descalificar e insultar a Ábalos y Sánchez, el PP, Ciudadanos -Rajoy y Rivera-, y los hooligans Íñigo Alli (UPN)y Salvador en respuesta a los discursos de los socialistas. A estas alturas de la historia del PSN en la política navarra supongo que esta falta de coherencia les da igual, pero son esas contradicciones, charcos en los que el PSN se mete solo para acabar salpicado por el barro que chapotean sus compañeros de viaje, las que acaban pasando factura a su credibilidad política y social en Navarra y reduciendo sus espacios electorales. Ganar una moción de censura para impulsar la necesaria regeneración de un Estado que el PP ha llevado a una profunda crisis y acabar en la foto con lo más granado del viejo régimen que llevó a Navarra a la inestabilidad financiera, el desastre presupuestario y la confrontación permanente no es nada coherente. Lo vistan como lo vistan, lo disimulen como lo disimulen. Un error no forzado.

Últimas Noticias Multimedia