Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Un informe de 1985 exigió la unanimidad de todo el grupo parlamentario para cambiarle el nombre

Autorizó el cambio al grupo Popular después de que tres de sus miembros pasaran a ser no adscritos

Viernes, 1 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

pamplona- El Parlamento de Navarra vivió en 1985 una situación que se asemeja bastante a la creada en Podemos. Entonces, el conflicto lo protagonizó el grupo denominado Popular que se había formado tras las elecciones de 1983, en las que Alianza Popular, Partido Demócrata Popular y Unión Liberal concurrieron en coalición.

Dos años después, el 8 de marzo de 1985, la bancada Popular se fracturó y los parlamentarios José Luis Monge, Pedro Pegenaute, José Javier Catalán y Pablo José de Miguel solicitaron que el grupo pasara a denominarse Navarro.

Seis días más tarde, José Ignacio López Borderías, Calixto Ayesa y Jaime Ignacio del Burgo siguieron los pasos que ya había dado con anterioridad el también parlamentario popular Lucio Jiménez y pidieron abandonar el grupo Popular para ser considerados no adscritos. Una condición que no eran tan gravosa como lo es desde que en la legislatura 2007-11 se modificara el reglamento de la Cámara para dejar casi sin derechos a los no adscritos.

el informeFracturado el grupo, correspondió a los servicios jurídicos del Parlamento foral resolver el problema surgido por esta división interna. Con fecha de 16 de marzo de 1985, se publicó el informe jurídico que expresa con claridad la necesidad de que exista unanimidad para cambiar el nombre del grupo.

“El acuerdo de cambio de denominación habrá de adoptarse por unanimidad de todos los parlamentarios que, en un momento dado, integren el grupo parlamentario”, se lee en dicho informe, que autorizó el cambio de denominación, una vez que López Borderías, Ayesa y Del Burgo habían adquirido la condición de no adscritos.

Por ello, el informe resolvió en primer lugar que Monge, Pegenaute, Catalán y De Miguel eran los únicos integrantes del grupo Popular. Y en un segundo punto, decía que “reducido el grupo parlamentario popular a los citados parlamentarios, no existe obstáculo reglamentario para que aquel pase a denominarse grupo parlamentario Navarro, toda vez que así lo han solicitado unánimemente aquellos en escrito dirigido a la Mesa del Parlamento con fecha 8 de marzo de 1985”.

Este mismo informe recoge que “el cambio de portavoz es una decisión que ha de adoptarse por mayoría absoluta de los miembros del grupo”, algo que Podemos ha hecho en dos ocasiones esta legislatura.

Por lo tanto, todo parece apuntar que los servicios jurídicos, en ese informe que va a pedir la dirección de Podemos, tendrán que valorar más de tres décadas después qué sucede en la actual situación. - J.E.