El Ayuntamiento de Zizur Mayor asume un tramo de la NA-7015

El Pleno aprueba dos modificaciones de 15.000 y 380.000 € para reformar el gaztetxe y la 0-3

Mikel Bernués Javier Bergasa - Viernes, 1 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Un tramo de la NA-7015, ahora propiedad de Zizur Mayor.

Un tramo de la NA-7015, ahora propiedad de Zizur Mayor.

Galería Noticia

Un tramo de la NA-7015, ahora propiedad de Zizur Mayor.

zizur mayor- El Pleno de Zizur Mayor oficializó ayer la asunción de un tramo de la carretera NA-7015 -desde el arco de Zizur hasta la rotonda de la Policía Municipal, y desde esa rotonda hasta el término municipal de Gazólaz-, cesión gratuita por parte del Gobierno foral que conlleva actuaciones municipales “con el objeto de incrementar la seguridad vial en una zona en la que además se han producido varios accidentes”, explicó el responsable de Urbanismo Andoni Serrano (Geroa Bai). Al repintado de las plazas de estacionamiento y apertura de las calles Zerragopea y Garzabala en ese tramo (con el correspondiente pintado de la señalización horizontal y colocación de la vertical), se le añadirá la colocación de reductores de velocidad en la vía, donde se habilitará un nuevo paso peatonal sobreelevado entre la rotonda de la nave de Urbanismo y Policía Municipal, en la que los propios agentes estiman “que se circula a alta velocidad”.

Serrano se congratuló por una cesión que ya se intentó sin éxito en el pasado, y aseguró que “realizaremos tantas actuaciones como sean necesarias para el incremento de la seguridad vial”. 16 de los 17 ediles del municipio, a excepción de Silvia Pérez (Zizur Puede), dieron su visto bueno.

modificaciones con polémicaEl orden del día incluía una modificación presupuestaria que contemplaba una partida de 15.000 euros para arreglos en el Gaztetxe, con el compromiso del equipo de Gobierno -después de una moción de AS Zizur que solicitaba 60.000 euros para este fin y que no prosperó- de realizar un estudio de necesidades para concretar futuras intervenciones en el lugar.

La segunda modificación, 380.000 euros para la ampliación de la escuela infantil, suscitó polémica ya que se añade a los 300.000 euros que ya se habilitaron en su día. Serrano reconoció que “no es de nuestro agrado traer esta modificación”, y explicó que se sustituyó al arquitecto externo que realizó esa primera valoración de 300.000 euros, y el cálculo de necesidades de la nueva asesoría apunta a esos 380.000 para la mejora de la 0-3, en la que se crea un cuarto sector que posibilitará ampliar el centro hasta las 90 plazas, respecto a las 72 actuales. Las modificaciones salieron adelante con los votos del equipo de Gobierno (Geroa Bai, EH Bildu e Izquierda-Ezkerra), mientras que el resto de grupos expresaron sus dudas. “Que se haga una valoración en 300.000 euros y ahora otro técnico diga que hacen falta otros 380.00 euros más... ¿cómo no va a generar dudas?”, dijo Luis Mari Iriarte (UPN), mientras que Ruiz (PSN) y Pérez (Zizur Puede) se mostraron “perplejos” y Álvarez (AS Zizur) recordó que en el debate sobre si levantar una nueva 0-3 o ampliar la actual “parte del argumentario era que la ampliación iba a ser barata”.