Colectivos ciclistas piden convertir en carriles bici los espacios junto a las aceras del Ensanche

Fueron reservados con el Plan de Amabilización para peatones, pero de forma espontánea están siendo utilizados por las bicicletas

Opinan que, a través de Navas de Tolosa y Sarasate, se podría conseguir un nuevo carril bici desde Pío XII hasta la Plaza del Castillo

Marivi Salvo / Javier Bergasa - Itxaso Mitxitorena - Viernes, 1 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Una ciclista circula por uno de los espacios reservados en Navas de Tolosa para el peatón.

Una ciclista circula por uno de los espacios reservados en Navas de Tolosa para el peatón. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Una ciclista circula por uno de los espacios reservados en Navas de Tolosa para el peatón.Distribución de los ciclistas de Pamplona según el tipo de viario y punto de aforo.

pamplona- Nuevos espacios reservados a la bici en el Ensanche, en Navas de Tolosa o el paseo de Sarasate, por ejemplo. Los colectivos ciclistas AMTS y CCCP de Pamplona han lanzado al Ayuntamiento de Pamplona una serie de propuestas en las calles correspondientes al Plan de Amabilización, una vez que se ha constatado, según opinan, que si bien el peatón o el transporte público han ganado con las medidas implantadas hace ya nueve meses, por el contrario, “el problema de la movilidad ciclista no está resuelto”. Por eso, han planteado a las áreas de Ciudad Habitable y Ecología Urbana que lleve a efecto una medida, que de forma espontánea, ya están llevando a cabo la mayoría de los ciclistas: que convierta en vías ciclistas los “carriles peatonales transitorios en la calzada”, que se delimitaron en su día por bolardos de forma provisional con la idea de ensanchar después las aceras, porque “es evidente que nadie los está utilizando con ese fin”.

Los representantes de la Asociación de Medios de Transporte Saludables (AMTS), Jesús Sukuntza, y Ciudadanos Ciclistas de la Comarca de Pamplona (CCCP), Eneko Astigarraga, reconocen en un manifiesto conjunto de ambos colectivos que el Plan de Amabilización es positivo y “una apuesta por la movilidad sostenible”, donde el peatón, la bicicleta y el transporte público “han de prevalecer respecto al coche”, porque “partimos de la idea de que uno de los grandes problemas de Pamplona es el tráfico motorizado y sus problemas derivados”, como la contaminación, también acústica, la congestión del tráfico, la ocupación del espacio público o el elevado índice de accidentes. Argumentan para ello que los datos evidencian que en Pamplona el vehículo privado representa el 41% del reparto modal, frente a Vitoria-Gasteiz o Donostia-San Sebastián, donde “el uso del coche se ha reducido al 25% tras la aplicación de políticas restrictivas al automóvil, y “favorables, por este orden, al peatón, la bicicleta y el transporte público”. En Iruña, consideran que 9 meses después de la implantación del Plan de Amabilización “se ve que el peatón sale claramente favorecido”, ganando espacio, y el “transporte público, con un aumento considerable de usuarios”.

por las acerasSin embargo, los colectivos ciclistas consideran que las medidas del Plan de Amabilización “no han resuelto” la movilidad ciclista. Un exhaustivo conteo realizado por AMTS en diversas calles del Ensanche constata dos hechos contrapuestos. Por un lado, en las calles Bosquecillo y General Chinchilla, ahora sin coches, “se ha adaptado perfectamente”, mientras que, por el contrario, “en Padre Moret, Navas de Tolosa y Sarasate”, los conteos demuestran que una gran parte de cicloturistas circula “de forma incorrecta” por las aceras y los carriles peatonales transitorios.

NAVAS DE TOLOSAEl análisis (gráfico de la derecha) indica que en Navas de Tolosa, por ejemplo, a la altura del Parlamento, el 57% de las bicis circula por la acera (incorrectamente), mientras que por la ciclocalle de la calzada (correctamente) solo el 43%. En esta calle, junto a San Gregorio, las bicis que circulan de forma incorrecta suman el 71% (28% por la acera y 43% por el espacio peatonal reservado), y por último, en Navas de Tolosa junto al Bosquecillo, la suma de la movilidad incorrecta es 69%.

Por el contrario, en las zonas donde sí hay vías ciclistas, en la calle Taconera junto al paseo de Arazuri (donde se acondicionó un carril bici), se ha comprobado que por dicha vía circulan el 71% (correctamente) y solo el 7% por las aceras.

AMTS y CCCP consideran que los datos evidencian que los nuevos espacios peatonales no están siendo utilizados con dicho fin, y más aún, si, como se planteaba en origen, “pasaran a ser paseos peatonales”, ensanchando la acera actual, “provocarían una difícil coexistencia entre peatones y ciclistas”, por “los 1,5 metros de separación obligatoria según la nueva ordenanza”, dicen. Añaden que gran parte de los ciclistas “no se atreven a utilizar las ciclocalles”, al ser “excesivamente anchas y prolongadas”, lo que hace que los vehículos vayan muy rápido, y “siguen circulando por las aceras”. Por ello, “queda comprobado que el problema de la movilidad ciclista no está resuelto en Navas de Tolosa”.

De peatonal a carril bici Así, plantean como solución reconvertir el carril peatonal de Navas de Tolosa junto al Bosquecillo y San Gregorio en carril bici bidireccional, lo que “eliminaría el problema de convivencia en aceras y calzada”, y añaden que “la mitad del trabajo ya está hecho, solo faltaría una pequeña adaptación”.

Con esta vía ciclista en Navas de Tolosa y, después, en el paseo de Sarasate, “se lograría la conexión del futuro carril bici de Pío XII con plaza del Castillo”, y “a su vez”, el carril bici bidireccional que viene desde la avda de Guipúzcoa “conectaría con el de Navas de Tolosa, hacia plaza del Castillo. Sería una forma de “consolidar dos ejes radiales tras trascendentales de lo que puede ser la futura red de vías ciclistas de la ciudad”.