Comienza el lunes la instalación del doble vallado del encierro

Los trabajos previos incluyen la revisión del anclaje de los postes y del arbolado del recorrido

Viernes, 1 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Los primeros postes del vallado ya han sido trasladados a la zona de los corralillos del gas.

Los primeros postes del vallado ya han sido trasladados a la zona de los corralillos del gas. (Foto: Javier Bergasa)

Galería Noticia

Los primeros postes del vallado ya han sido trasladados a la zona de los corralillos del gas.

pamplona- El lunes comenzará el montaje del doble vallado para los encierros de San Fermín desde la zona del callejón. Durante estos días, empleados municipales han estado trabajando en la limpieza de los cajetines de hormigón con tapa de metal donde encajarán los casi 900 postes del vallado. De manera paralela, el servicio de jardines realizará la inspección del arbolado situado en el entorno del recorrido del encierro para comprobar su estado.

Los operarios de la carpintería Hermanos Aldaz realizarán el montaje del doble vallado en el recorrido comprendido entre los Corrales del Gas y la Plaza de Toros. Antes de llevar a cabo el trabajo, habrán repasado los más de 900 postes, 2.700 tablones y 2.500 cuñas que componen esta barrera de seguridad. Cada año hay que renovar aproximadamente un 2% de este material porque la madera se va deteriorando. La madera que se emplea es pino silvestre autóctono con certificado PEFC.

Durante las próximas semanas, cada elemento del doble vallado se ubicará como una pieza en un puzzle ya que se encajan todos los años los mismos elementos siempre en el mismo punto gracias a una combinación de números y letras marcados con pintura. Además, en el recorrido hay unas 70 puertas de diversos tamaños que sirven tanto de evacuación del vallado como de cierre del recorrido. Esos elementos en unos casos permiten el paso entre el recorrido del encierro y el exterior a personas, ambulancias, máquinas barredoras y en otros, impiden el retroceso de las reses.

Las labores de colocación del vallado continuarán a lo largo de todo el mes, hasta que la estructura de seguridad quede cerrada definitivamente el día 6 de julio, con la instalación de los tramos de parte de la calle Amaya y Estafeta. La Policía Municipal informa regularmente a los vecinos que se ven afectados en cada tramo, para que puedan retirar sus vehículos.

Hermanos Aldaz, de Puente la Reina, lleva 27 años encargándose de la colocación del vallado antes de Sanfermines y del desmontaje y montaje parcial cada mañana entre el 7 y el 14 de julio, una operación muy rápida que se realiza para permitir la vida normal de la ciudad durante el resto del día. A ello se dedican diariamente entre 70 y 75 personas. - D.N.