Ganas de Mundial

Por Tomás de la Ossa - Sábado, 2 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Suponemos que en los años 30, en eso que se ha dado en llamar el periodo de entreguerras, sería complicado organizar unos Mundiales de fútbol, y a los dirigentes deportivos les pareció prudente imitar a los Juegos Olímpicos y que se celebraran cada cuatro años, con tiempo para construir estadios y hacer con calma las gestiones habituales. Y, sí, los Juegos siguen siendo una cosa seria, un evento descomunal que no se organiza de un año para otro, pero ya en el siglo XXI, con lo que se ha universalizado el fútbol, acoger un Mundial ya no exige ni mucho tiempo de preparación ni un gran esfuerzo económico, y menos si unen fuerzas varios países. Hay estadios de sobra, hay hoteles de sobra... y hay ganas de sobra, que es a lo que íbamos: ¿no va siendo ya el momento de poner los Mundiales cada dos años, que a los aficionados a esa competición se nos hace interminable cada espera?