Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Cinco grupos aliados de Sánchez presentan vetos a los Presupuestos

Santamaría avisa: “Empieza la fiesta”, al saber la decisión de Podemos, PDeCAT, EH Bildu, ERC y Compromís

Sábado, 2 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

El grupo parlamentario socialista aplaude a Pedro Sánchez con el resto del hemiciclo vacío.

El grupo parlamentario socialista aplaude a Pedro Sánchez con el resto del hemiciclo vacío. (EFE)

Galería Noticia

El grupo parlamentario socialista aplaude a Pedro Sánchez con el resto del hemiciclo vacío.

PAMPLONA- El PP no se plantea enmendar en el Senado el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2018 después de prosperar la moción de censura contra el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy. El plazo para presentar propuestas de veto al proyecto presupuestario finalizaba ayer, mientras que el próximo lunes terminará el plazo para registrar las enmiendas parciales a las cuentas.

Antes de que prosperara la moción de censura, fuentes del PP habían señalado la intención de no cambiar los presupuestos en el Senado, donde tiene mayoría, con el fin de que fueran aprobados definitivamente el 19 de junio. De esta forma evitaban que las cuentas tuvieran que regresar al Congreso, donde recibieron el apoyo de 176 diputados gracias a los 5 votos del PNV. Fuentes del grupo popular señalaron que estas cuentas son unos “grandes presupuestos” y muy beneficiosos, por lo que en un principio no se plantea introducir enmiendas parciales en su tramitación en el Senado.

PSOE tampoco vetará ni enmendará los PGE en el Senado, tras el anuncio de Pedro Sánchez de que los asume, pero cinco aliados del nuevo presidente del Gobierno, no obstante, han presentado vetos a la totalidad de los presupuestos que acepta ahora el PSOE durante la tramitación en el Senado. “Ha empezado la fiesta”, comentó con ironía la vicepresidenta saliente del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría en los pasillos del Congreso. Podemos, PDeCAT, EH Bildu, ERC y Compromís registraron ayersus vetos porque consideran que no responden a la desigualdad y que incluso la “cronifican”. Tras el registro, Sánchez insistió, sin embargo, en que los va a respetar por ser lo mejor “para la estabilidad del país”. Con ellos garantiza los acuerdos del PP con el PNV y los votos de los nacionalistas vascos, que han sido esenciales para que prosperara la investidura.

Estos vetos no tendrán incidencia si el PP ejerce, como ha asegurado, su mayoría absoluta para la aprobación de estos presupuestos, pero suponen un primer choque entre la política económica de Sánchez y la de sus aliados. El veto de Podemos contrasta también con la declaración de su líder, Pablo Iglesias admitiendo que aceptaba “comerse con patatas los Presupuestos” con tal de que no hubiera ya “corruptos” en el Gobierno.

El veto general presentado por el PDeCAT se sostiene en que los Presupuestos no incluyen un nuevo modelo de financiación autonómica, ni dan respuesta a las demandas políticas, económicas y sociales de Catalunya. El veto recuerda la tardanza en presentar los PGE, motivada por la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, así como la debilidad del Ejecutivo de Mariano Rajoy a causa de la sentencia del caso Gürtel.

“Un Gobierno débil presenta unos Presupuestos débiles y de escasa proyección hacia el futuro”, argumenta el documento, que expresa también que no son los que necesita España ni Cataluña en la actual coyuntura económica, social y política que requiere de “estrategias ambiciosas, bien construidas y consensuadas”. Así, destacan tres retos que no incluye el Presupuesto, que pasan por una reforma del modelo de Estado y por hacer frente a transformaciones económicas y sociales como el envejecimiento de la población. Además, el PDeCAT critica que el cumplimiento de los objetivos de déficit se haga a costa de las comunidades autónomas y de las corporaciones locales, mientras que el Estado y la Seguridad Social no cumplen los horizontes marcados.

discriminaciónERC utiliza el mismo argumento para presentar su veto ya que minimizan la inversión en Catalunya, a la par que buscan la recentralización del Estado y consolidan las desigualdades sociales. La distribución de las inversiones supone, en su opinión, más discriminación y consolidan una apuesta por el centralismo.

EH Bildu también los veta por considerar que las cuentas “cronifican” la desigualdad y tienen como grandes beneficiados la inversión en infraestructuras, los gastos en defensa, la Casa del Rey o los servicios secretos.

El veto de Compromís argumenta que los Presupuestos no se han elaborado con “visión de repartir el dinero de todos en las necesidades de todos”, sino para pagar bancos, rescatar autopistas, financiar a empresas de armamento o “partidos mercenarios que venden su voto a cambio de inversiones territoriales”. El documento contiene una extensa argumentación contra la corrupción -en la que se incluyen varios fragmentos de la Biblia-, una de las principales motivaciones de su rechazo. - D.N.

las claves

Cambio. La única posibilidad de que los Presupuestos sufran algún sobresalto es que el PP utilice su mayoría en el Senado para cambiarlos, por ejemplo, para retirar partidas pactadas socios presupuestarios como el PNV.

Devolución. Cualquier modificación volvería después al Congreso, y podrían ser rechazadas, es decir, volver al texto original que aprobó el Congreso, pero sin el apoyo ya del PP se tendría que reunir una nueva mayoría, en teoría, la que ha apoyado la moción de censura.