Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“Como director, no sabía cuánto ganaba Goñi en la corporación”

Riezu niega que en su época los cobros por dietas superasen el 30% de la retribución fija del director

Sábado, 2 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Pamplona- Lorenzo Riezu tuvo que hacer memoria. Recordó por ejemplo el salario que percibió como director general de Caja Navarra en 2001. Y que ascendía según sus propios cálculos a unos 132.000 euros (entonces se cobraba todavía en pesetas) que se veían incrementados en torno a un 30% por la asistencia a los consejos de distintas empresas participadas como Caser, Lico Corporación o Ahorro Corporación.

“Pero en ningún caso podían llegar al 80% del sueldo”, dijo Riezu, que negó así lo dicho hace unas semanas por Enrique Goñi, quien dijo haber unificado en una todas las retribuciones que percibía el director general de la entidad. “No me parece mal unificarlas”, dijo Riezu, quien en cualquier caso veía muy alejadas de las suyas las retribuciones que llegó a percibir Enrique Goñi a partir de 2002: hasta 1,8 millones de euros en 2010.

Riezu recordó también los años en que su cabeza comenzó a correr peligro al frente de la nueva Caja Navarra. Y recordó una noticia publicada en 1999 en la que se aseguraba que Goñi dirigiría la nueva y fusionada caja. Al año siguiente pasó a dirigir la recién creada corporación. “Como director yo no conocía su sueldo”, recordaba Riezu, a quien le sorprendieron en su momento las formas con las que llegó Goñi, las medidas de seguridad que guardaba, “el blindaje”, dijo.

Según explicó el directo de Can hasta 2001, en las reuniones de la Federación Vasco Navarra de Cajas de Ahorro, “no había escoltas”. “Y si los había yo no los veía”. Riezu recordó que siempre viajaba a Madrid en coche, con uno de los dos chóferes de los que disponía Caja Navarra y que siempre que era posible lo hacía en el día. “Si la reunión era a las 9,30, salíamos ese mismo día desde Pamplona”, evitando así hacer noche en Madrid.

Lo datos en la cav, poco creíblesAquella histórica relación con las cajas vascas, se fue enfriando durante los años de Enrique Goñi. Y el pacto de no agresión no escrito saltó por los aires cuando Caja Navarra decidió abrir 69 oficinas en la comunidad vecina. Riezu dudó de los datos aportados por Goñi, que cifró en 13 millones de euros el margen ordinario obtenido al tercer año. Riezu lo consideró poco verosímil, habida cuenta de que “solo los gastos de personal” mínimos ascenderían a esa misma cantidad, a lo que habría que unir las amortizaciones de las oficinas, de unos 13 millones, y los gastos generales, que cifró en una cifra similar. Esto supondría unas pérdidas de al menos 25 millones. - J.A.M.