Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
crisis interna en podemos

Los críticos de Podemos abren la puerta a apoyar una lista electoral alternativa

Couso aboga por “otras caras” para una candidatura que “Navarra necesita para sostener el cambio” si Podemos deja de ser útil
Pérez insiste en no dividir el voto, pero no descarta formar parte del proyecto

Andoni Irisarri Mikel Saiz - Sábado, 2 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Carlos Couso, Laura Pérez, Fanny Carrillo y Rubén Velasco, los cuatro parlamentarios críticos de Podemos.

Carlos Couso, Laura Pérez, Fanny Carrillo y Rubén Velasco, los cuatro parlamentarios críticos de Podemos. (MIKEL SAIZ)

Galería Noticia

Carlos Couso, Laura Pérez, Fanny Carrillo y Rubén Velasco, los cuatro parlamentarios críticos de Podemos.

PAMPLONA.- Si la crisis interna de Podemos Navarra no termina conduciendo a una fractura del partido será casi un milagro. Las dos facciones en las que se ha dividido el grupo parlamentario de la formación morada vivieron ayer otro día de escalada dialéctica con la comparecencia de los cuatro críticos (Carlos Couso, Laura Pérez, Fanny Carrillo y Rubén Velasco;enfrentados a Ainhoa Aznárez, Tere Sáez y Mikel Buil, oficialistas) para explicar las razones que llevaron a los primeros a registrar en la Mesa del Parlamento el cambio de nombre para la bancada, a la que quieren denominar Orain Bai-Ahora sí. Y si la nueva nomenclatura no es el germen de algo nuevo, mucho se le parece.

Puede ofrecer garantía de lo contrario la negativa rotunda de Laura Pérez, que ayer aseguró que “no hay nada más lejos de la realidad” que la intención de los críticos de crear un partido nuevo. Pero todo el discurso de alrededor, esas llamadas de Pérez a “no perder el espacio”;a mantener el espíritu de 2015;y a tener un proyecto “sin tutelas”;hacen pensar que algo podría estar moviéndose. Lo que dejaron claro es que la situación con el partido es “irreconciliable”, que las últimas acusaciones de “golpe de Estado” de los oficialistas han sido las gotas “que han colmado el vaso” y que si hay algún tránsfuga en esta crisis que tenga que “entregar el acta” está en el sector oficialista, como respondió Couso. De hecho, los críticos revelaron ayer que ya están más fuera que dentro del partido: se sabía que Pérez estaba expulsada y que Velasco presentó la baja, pero no que Fanny Carrillo también se ha desvinculado de la formación y que si Couso todavía no lo ha hecho es “por vagancia”, porque ya no se “identifica” con el proyecto.

Lo que pasa es que no necesariamente la escisión pasaría por crear un partido nuevo. La idea la expresó con claridad Carlos Couso: “Con lo que nos está pasando en Navarra, mucho nos tememos que en este momento Podemos ya no va a ser la alternativa que pensábamos que podía ser”, comenzó. “Y si esto que se creaba sólo como una herramienta (en referencia a Podemos) ya no vale, hay que hacer otra, porque lo que sí vale son los objetivos, los programas, los principios, y las causas justas. Eso está ahí y esto lo va a tener que seguir defendiendo alguien. Se llame Podemos, Podamos o como quiera. Pero alguien lo va a tener que hacer”, reveló.

conservar el espacioEllos no, dijo Couso. Ellos saldrán “calcinados de esta crisis”. “Nuestra imagen no va a ser la mejor para promover ninguna candidatura ni para ningún cartel”, expresó graficamente el portavoz de Podemos. Pero eso no significa que no vayan a “proteger y cuidar que haya otras caras de gente más joven, más fresca, que entre de nueva y ver si sale esa candidatura que Navarra necesita para sostener el cambio”, apuntó. Incluso avanzó alguna pequeña seña de identidad: “Tiene que ser una candidatura de izquierdas, no abertzale, pero con capacidad de pactar con todas las opciones”. Eso, sumado a la sensibilidad territorial, la autonomía con respecto a Madrid y la necesidad de buscar alianzas con otros movimientos similares (citó a Ahora Madrid), como propuso Pérez, se parece bastante a algo nuevo.

La declaración fue tan clara que las primeras preguntas de los periodistas giraron en torno a esa posibilidad. Pero entonces cogió de nuevo la palabra Laura Pérez, que dijo estar más preocupada más “por el espacio que por las siglas” y porque el voto que recayó en 2015 en Podemos no se divida. “No tiene nada que ver con una plataforma electoral ni con un partido, ya hemos hablado de los riesgos que tendría dividir el voto o una fractura que por cierto es la dirección la que la ha provocado”. Pero tampoco aclaró si ella va a estar o no en una candidatura la legislatura que viene. “Eso sería mucho anticipar”, comentó, para matizar después que ella “ni cierra ni abre” la posibilidad, al contrario de lo que había dicho Couso. “El habla por sí, y el futuro no lo decidiremos aquí sino con la gente”. El 8 de junio a las 19.00 horas harán una asamblea en el Condestable.

Últimas Noticias Multimedia