Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Política lingüística en la Administración

Por Txomin González - Sábado, 2 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Galería Noticia

Estos días hemos ido conociendo que varios sindicatos corporativos “profesionales”, de esos que se autodenominan apolíticos, se han ido sumando a los partidos UPN, PSN y el corrupto PP en una iniciativa contra la política lingüística del actual Gobierno de Navarra. Una política regulada desde hace 30 años por la misma ley.

Hay que aclarar que en ninguno de sus escritos de adhesión han sido capaces de señalar ni una sola plaza donde la política lingüística del Gobierno de Navarra haya cambiado los criterios anteriores.

La realidad es que hay cuatro Departamentos en donde no hay ni una sola plaza que tenga el requisito de euskera: Desarrollo Económico, Hacienda, Salud y Cultura, Deporte y Juventud. En otros cuatro Departamentos hay 14 plazas en total con requisito de euskera. En Osasunbidea no llegan ni de lejos al 1%. En los centros educativos las plantillas se adaptan según la demanda de la sociedad. Según la decisión de las familias se diseñan las características de las plazas. En este Departamento el 67% de las plazas son en castellano y el 33% de las plazas son en euskera. En Euskarabidea, lógicamente, las 53 plazas tienen requisito de euskera.

En uno de sus razonamientos contra la iniciativa de EH-Bildu de eliminar la restricción de la movilidad voluntaria del personal con requisito de euskera, han apuntado que como este idioma es requisito para cubrir una plaza, la persona que la ocupa solo se podrá trasladar a otra plaza con requisito de euskera.

Es curioso que señalen este argumento como una puerta falsa para incrementar el número de personas bilingües en la administración, sin aclarar que en los últimos 10 años solo se han convocado cuatro plazas con estas características. ¡Menuda puerta falsa!.

Existen otros puestos en la administración con un requisito similar pero que, a diferencia del euskera, no tienen restringida su movilidad. Por ejemplo, tener el requisito de inglés o francés. ¿Qué curioso no?

No es el único caso. Las personas que acceden a la administración en las plazas reservadas para personas con discapacidad o las personas que han sido reubicadas por motivos de salud. Tampoco estas personas tienen restringida su movilidad.

Es llamativo que estas organizaciones que no han abierto la boca para denunciar los desmanes y recortes de anteriores gobiernos se lancen contra este. Llamativo y preocupante que hayan dado cobertura al partido político más corrupto de Europa, que nos ha hecho perder un 20% del poder adquisitivo a la clase trabajadora y que ha llevado la temporalidad y precariedad en las administraciones a cotas que superan el 50% en el SNS-Osasunbidea.

Pero cada uno es soberano para decidir con quién comparte objetivos e intereses.

El autor es responsable de LAB en Osasunbidea