Asiron confía en mantener la alcaldía en 2019 porque “el cambio vino para quedarse”

El candidato de EH Bildu señaló que ahora Pamplona es “más justa y solidaria”

Destacó de su mandato la lucha por la Memoria Histórica y por la Igualdad

Marivi Salvo Unai Beroiz - Sábado, 2 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Joseba Asiron, flanqueado por concejales y otros cargos de EH Bildu, ayer en la plaza del Ayuntamiento.

Joseba Asiron, flanqueado por concejales y otros cargos de EH Bildu, ayer en la plaza del Ayuntamiento.

Galería Noticia

Joseba Asiron, flanqueado por concejales y otros cargos de EH Bildu, ayer en la plaza del Ayuntamiento.

Pamplona- Con la idea de afianzar el cambio iniciado en Pamplona-Iruña en 2015 y seguir demostrando que más que una alternancia “era posible una alternativa en Pamplona”, Joseba Asiron será el candidato a la Alcaldía de Pamplona para las elecciones municipales del próximo 2019, una apuesta a la que se enfrenta con las mismas energías de entonces y respaldado con una equipo “formado por gente honrada, bien preparada, que conoce muy bien la maquinaria del Ayuntamiento y la ciudad y que mantiene intactas las ganas de trabajar”. Porque, según dijo, “no queremos ser un anécdota en la historia de nuestra ciudad”, sino “que el cambio ha venido para quedarse”.

La candidatura de Asiron, la única presentada al proceso de EH Bildu, y que ha contado con un gran apoyo de las bases de la coalición, fue dada a conocer ayer en rueda de prensa por la concejala Maider Beloki, acompañada de los ediles de EH Bildu en Pamplona, Joxe Abaurrea y Aritz Romeo, además de otros miembros de la formación en el Parlamento foral, como la cabeza de lista a la presidencia del Gobierno de Navarra, Bakartxo Ruiz, y el propio candidato, quien destacó que “para un pamplonés ser alcalde de Pamplona es un inmenso placer”. En su intervención, Asiron dio las gracias a “la gente del cambio que ha estado siempre a nuestro lado trabajando a pie de calle” así como a EH Bildu por “renovar la confianza que me distéis hace tres años”.

Joseba Asiron destacó que para los próximos meses “queda un reto muy importante” en Iruña, que es “seguir afianzando el cambio”. Así, explicó que “hemos construido unos cimientos fuertes para la Pamplona del futuro, pero todavía queda un año de trabajo”, y manifestó seguir comprometido a seguir trabajando “con la misma ilusión y las mismas fuerzas” así como “con seriedad, profesionalidad y honradez”.

Optimista con su futuro, Asiron señaló que “personalmente no tengo otra ambición que la de seguir trabajando por Pamplona”, aseguró y destacó que “ha habido mucha gente que durante muchos años ha luchado para traer el cambio a una institución como el Ayuntamiento de Pamplona, se dejaron la piel durante décadas, y en el momento en el que el cambio estaba preparado tuvieron la inmensa generosidad de escoger a una persona que no tenía que ver mucho con la política, que había estado siempre trabajando en la periferia, y la pusisteis en primera fila del cambio”. Algo para lo que “estaré siempre agradecido porque para alguien que se siente pamplonés hasta la médula, ser alcalde de Pamplona es un inmenso lujo y placer”, dijo emocionado.

UNA PAMPLONA MEJORCuando todavía queda casi un año de mandato, el alcalde Asiron reconoció que estos tres años han sido “un durísimo aprendizaje, de muchísimo trabajo”, aunque quiso dejar claro que no han perdido “la confianza en el cambio ni un solo momento”. Recordó que “frente a la teoría del caos que decía que detrás de los partidos tradicionales no había nada, nosotros hemos demostrado que sí hay otra manera de hacer las cosas con un estilo justo y honrado” y que más allá “de la clásica alternancia de partidos había verdaderas alternativas”.

Al respecto, el alcalde de Pamplona afirmó que en estos momentos Pamplona es una ciudad “más verde, sostenible, justa, social, solidaria y, por supuesto, más feminista”. De su mandato destacó dos logros importantes: la “lucha por la memoria histórica y la lucha por la igualdad”, dos avances que han situado a Iruña, según opinó, “en la vanguardia de las ciudades a nivel estatal”, y que se han trabajado “de la mano de los colectivos”, porque “el verdadero mérito de esto es de la gente”. En este sentido, el primer edil quiso tener un reconocimiento para sus compañeros, y resaltó que en la Alcaldía “compartimos los triunfos y, de manera especial, los disgustos cuando los hay”.

Asiron, que posó en la plaza del Ayuntamiento junto a sus concejales (faltaba solo Patricia Perales) y otros cargos de EH Bildu en el Parlamento y otros ayuntamientos, señaló que la candidatura se irá definiendo en los próximos meses y reiteró su confianza en su equipo actual.