Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Un manifestante agrede a un espectador que grababa la marcha

La víctima recibió dos paraguazos en la cabeza y denunció los hechos ante la Policía Foral

Domingo, 3 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Momento en el que dos agentes de paisano de la Policía Foral agarran al presunto agresor.

Momento en el que dos agentes de paisano de la Policía Foral agarran al presunto agresor. (UNAI BEROIZ)

Galería Noticia

Momento en el que dos agentes de paisano de la Policía Foral agarran al presunto agresor.

pamplona- La marcha contra la equiparación de derechos lingüísticos de los euskaldunes en Navarra vivió sus momentos más tensos a la altura de la vieja estación de autobuses de Pamplona. Fue allí donde Andoni Egia, de 35 años de edad y vecino de San Sebastián, recibió dos golpes en la cabeza con un paraguas por parte de uno de los participantes de la manifestación, que al parecer abandonó el recorrido para golpear y reprochar a Egia que se encontrara grabando un vídeo al paso de la marcha. La víctima ya ha presentado una denuncia acompañada de un parte de lesiones ante la Policía Foral.

Los hechos ocurrieron al poco de comenzar la manifestación, pasadas las seis de la tarde. Consultado por este periódico, Egia recuerda que en ese momento se encontraba junto con otros amigos viendo pasar la marcha, y parece que su presencia no gustó mucho a algunos asistentes, que les increparon. “Habíamos venido a Pamplona a pasar el día en el Alternatiben Herria, nos acercamos al Geltoki, vimos que había mucha gente y salimos a ver qué pasaba”, especifica. Mientras se fumaban un cigarro, a Andoni Egia se le ocurrió grabar un poco el paso de la marcha, “simplemente con el ánimo de tuitear (publicar un mensaje en las redes sociales)”. Entonces, y cuando se encontraba enfocando la manifestación hacia Príncipe de Viana, según cuenta se le aproximó un hombre “de unos 60-70 años” que sin mediar palabra le asestó “dos paraguazos” en la cabeza. “El primero me pega de lleno, con toda la mala hostia, y el segundo lo paro un poco con el brazo”, comentaba ayer por conexión telefónica desde el ambulatorio Doctor San Martín, adonde se acercó por su propio pie para que le hiciesen una radiografía.

parte y denunciaEgia precisa que en el momento de la agresión tuvo la suerte de que se encontraran allí dos agentes de paisano de la Policía Foral, que separaron al presunto agresor sin llegar a detenerlo. Al parecer y según testigos presenciales, el hombre se quejaba de que pudieran estarle grabando. “Tengo un golpe en la cabeza y un rasmazo en el cuello, y voy a pedir un parte de lesiones para denunciar ahora mismo en la comisaría de Policía Foral lo sucedido”, aseguraba Andoni Egia, que tras dirigirse a la comisaría del cuerpo autonómico en la Plaza del Castillo emprendió el viaje de vuelta a su localidad.- A.I.R.

Detalles

La misma bandera de UPN. El escenario estuvo presidido por el mismo banderón de Navarra de 20 metros que UPN encargó para celebrar su día del partido de 2016, que tuvo lugar en Olite.

Octavillas banalizando las violaciones. A lo largo del recorrido se repartieron miles de octavillas que contenían mensajes que banalizaban las agresiones sexuales. En una de ellas, se caricaturizaba una escena en la que el escudo de Navarra huía de los blasones de Bizkaia, Gipuzkoa y Araba, bajo el mensaje “No es amor, es violación. ¡Dejadnos en Paz! Navarra dice no, basta de agresiones abertzales. El pueblo de Navarra exige seguridad y libertades: supresión de la transitoria cuarta. Ni imposición lingüística ni euskomatrix”.

Menos autobuses. El bajón de personas se debió en parte a un menor número de autobuses sufragados por los partidos que apoyaban la marcha. Desde la organización no supieron precisar el número, pero asumieron que eran menos que en la manifestación del año pasado contra el Gobierno, cuando se fletaron 50.

Cánticos contra Barkos y el euskera. Difícil tendrán los convocantes decir que la marcha no era contra el euskera. Entre los cánticos que se pudieron escuchar, proclamas contra Barkos, “Esta presidenta no nos representa”, y contra el euskera “Fuera-fuera, yo no quiero euskera”, “Esto es Navarra, no es Euskadi” o “La imposición del euskera sólo trae a los de fuera”.