Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
iniciativa de Alternatiben Herria

Iruña: otro mundo es posible

La sociedad navarra no dejó pasar la oportunidad de llevar a la práctica la idea de un sistema alternativo al capitalismo que ponga en primer lugar a las personas

Un reportaje de Jon Aristu. Fotografía Iñaki Porto - Domingo, 3 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Varias familias participan en los talleres de la huerta Piparrika.

Varias familias participan en los talleres de la huerta Piparrika. (IÑAKI PORTO)

Galería Noticia

Varias familias participan en los talleres de la huerta Piparrika.

el casco viejo de Iruña demostró ayer que un modelo social y económico diferente al capitalismo es posible. Tras pasar por Bilbao y Baiona, y antes de volver a ésta, Alternatiben Herria visitó la capital navarra y organizó diferentes actividades para personas de todas las edades en ocho puntos emblemáticos de la ciudad.

La climatología, sin duda, ayudó a que la gente participase. Los lugares al aire libre fueron los dominantes y los que reunieron a la mayoría de los viandantes. En puntos como la Taconera, donde se encontraba la carpa central, o la plaza de la O, en la que los más pequeños se lo pasaron en grande, reinó un ambiente festivo durante toda la jornada de ayer. Aun así, los organizadores demostraron que muchos ciudadanos son capaces de llevar a la práctica las ideas que Alternatiben Herria propone.

La organización Alternatiben Herria propuso trece zascas al capital entre los que se encontraban reducir, reutilizar y reciclar los residuos, garantizar condiciones de empleo dignas y defender la participación y el derecho a decidir.

La Taconera fue el escenario principal, donde se inauguró la jornada con el chupinazo y en el cual se celebró la comida popular a la que asistieron 300 personas, según la organización. Fue allí también donde se puso punto final al día con los tres conciertos de después del acto de cierre.

En la huerta Piparrika, desde primera hora de la mañana, se llevaron a cabo talleres bilingües que incluían la siembra y plantación de semillas, cultivo en terrazas y balcones, reciclaje de materia orgánica, elaboración de jabón y juegos infantiles, entre otras actividades. Tanto los más pequeños como los mayores participaron de forma conjunta en muchos de los talleres, aprendiendo a tratar de forma respetuosa a la tierra.

Desde el lugar para la cultura, la lengua y la educación, Arragoa, que se instaló en la plaza y en el colegio San Francisco, se trató el tema de la comunicación sin violencia. Tanto por la mañana como por la tarde los que se acercaron hasta allí tuvieron la oportunidad de participar en un taller de danzas. Aparte, durante toda la mañana hubo un mercadillo en la plaza.

La iniciativa aprovechó el gaztetxe Maravillas en Navarrería para montar el puesto de Vidas dignas y diversas. En él, se impartieron charlas sobre refugiados y alternativas a los castigos como la cárcel.

La carpa instalada en la plaza Recoletas contó con charlas multitudinarias sobre la soberanía y el derecho a decidir a mediodía, la plaza de la O fue conquistada por los más pequeños para su disfrute y en la plaza Santa Ana se analizaron los diferentes conflictos ambientales de nuestra comunidad.

Los espacios cerrados como la antigua estación de autobuses, donde el bertsolari Sustrai Colina dio otro inicio más cultural y reivindicativo a la jornada, y el Palacio del Condestable pasaron más desapercibidos ya que los participantes optaron por aprovechar el buen tiempo que en las calles de Iruña. Aun así, las charlas que se impartieron en el Condestable y la feria que contó con stands de los diferentes colectivos que trabajan por la economía social contaron con visitantes durante toda la jornada.

Una kalejira feminista que salió desde el Archivo General de Navarra, pasó por todos los espacios temáticos y fue cerrando cada uno de ellos, excepto la carpa central situada en la Taconera, en la que finalizó y dio paso a los conciertos posteriores.

Alternatiben Herria pasó ayer el testigo a la organización Bizi, de Baiona, que trabaja para combatir el cambio climático y que fue la promotora de todas las iniciativas que se han llevado a cabo por Euskal Herria durante los tres últimos años. Comenzó en Baiona, ha pasado por Bilbao y en el día de ayer en Iruña se le devolvió el testigo a la que será sede del próximo evento en octubre de este año.

Una jornada que comenzó marcada por las previsiones de lluvia terminó con la satisfacción tanto de los organizadores, por la amplía participación, como por los que se acercaron a conocer y probar las diferentes iniciativas que propone Alternatiben Herria contra el sistema capitalista.

El Post-it

Cierre feminista. Una marcha por la igualdad que partió desde el Archivo General puso punto final a la jornada de festejos y actividades que se celebró en Iruña. Fue cerrando cada espacio temático desplegado por la ciudad y terminó en la carpa central instalada en la Taconera, dando paso a los conciertos de rock.

los datos

Satisfacción. La organización calificó la jornada como positiva y aseguró que se cumplieron las expectativas, a pesar de que no estaban del todo claras debido a la incertidumbre en varios aspectos.

300

personas participaron en la comida popular, que fue una de las actividades que más personas reunió.

etiquetas: casco viejo, iruña