Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
SELENE ROL TRANCHERO POLICÍA CIENTÍFICA DE LABORATORIO

Una bióloga crucial para esclarecer delitos

Domingo, 3 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Selene Rol, en el laboratorio.

Selene Rol, en el laboratorio.

Galería Noticia

Selene Rol, en el laboratorio.

pamplona- Por las manos de Selene Rol Tranchero, de 39 años, pasan a diario múltiples muestras orgánicas (sangre, saliva, cabello...) cuyo análisis puede contribuir decisivamente a esclarecer todo tipo de hechos delictivos. Licenciada en Biología -llegó a realizar el programa de doctorado en la UPNA- y agente de la Policía Foral desde hace ocho años, esta pamplonesa trabaja actualmente en la Brigada Criminalística de Laboratorio del Área de Investigación Criminal. “Es un trabajo muy interesante en el que, además de poder desarrollar el perfil profesional de biólogo o químico, conoces un caso desde el inicio hasta el final”, destaca Selene, que ingresó en la Policía Foral atraída por la amplitud de posibilidades profesionales que ofrece la organización. “Soy una persona a la que le motiva mucho avanzar, crecer y aprender, y pensé que la Policía Foral era el lugar adecuado por la gran variedad de trabajos que se pueden desempeñar en ella”, explica.

Antes de integrarse en el Cuerpo autónomico, Selene trabajó como bióloga en la Cruz Roja y “en el mundo de las ambulancias de emergencias durante siete años. Pero llegó un momento en el que creí que había tocado techo y que necesitaba buscar otras motivaciones profesionales”. Tras conseguir su plaza en 2009, estuvo destinada en el Área de Seguridad Ciudadana y en gestión y administración, aunque “siempre fui dirigiendo mi promoción a la rama de Policía Científica o a la parte de Medio Ambiente”.

El actual trabajo de Selene consiste en tratar todas aquellas muestras biológicas que llegan al laboratorio de la Policía Foral, ubicado en la comisaría central de Beloso, donde también se procesan las pruebas de tipo lofoscópico (huellas dactilares) y se llevan a cabo los análisis de dispositivos electrónicos como teléfonos móviles u ordenadores (informática forense). “Nos llegan las evidencias que recogen los compañeros de la Brigada de Policía Científica de Campo, las diferentes brigadas de Policía Judicial o incluso otros cuerpos policiales de posibles hechos delictivos. Las cribamos y aquellas que pueden ser interesantes las remitimos al laboratorio de referencia de Nasertic, donde son analizadas”.

Aunque la tarea que lleva a cabo es solamente un eslabón en una cadena de trabajo más amplia en la que participan otras unidades de la Policía Foral, su resultado es crucial para identificar al autor de un delito, según admite Selene, que incide en que “la Policía Foral es una organización con múltiples puestos y tareas, donde muchas personas, y por supuesto muchas mujeres, pueden encontrar un lugar para desarrollarse profesionalmente y aportar sus capacidades”. - J.M.S.