concentró a euskaldunes de la comarca

Sangüesa pone el euskera en el centro

la decimosexta edición del euskararen eguna reunió de nuevo a la comarca y pidió refuerzos

Un reportaje de Marian Zozaya Elduayen Fotografía Sonia Senosiain - Domingo, 3 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

El colectivo Bi Haizetara recordó que esta imagen puede ser irrepetible en su llamamiento a nuevas personas para que integren la organización del programa anual por el euskera.

El colectivo Bi Haizetara recordó que esta imagen puede ser irrepetible en su llamamiento a nuevas personas para que integren la organización del programa anual por el euskera. (SONIA SENOSIAIN)

Galería Noticia

El colectivo Bi Haizetara recordó que esta imagen puede ser irrepetible en su llamamiento a nuevas personas para que integren la organización del programa anual por el euskera.‘Mintzodromoa’, espacio para reconocerse y entablar nuevas relaciones en euskera.Divertida pose del alumnado de 1º de la ESO de la ikastola, tras sus bertsos de bienvenida.Dantzaris txikis, manos unidas en la fiesta.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Arrancó despacio, como en anteriores ediciones, con los primeros pinchos humeantes de txistorra y panceta que invitaban a acercarse a la taberna. Olía a fiesta ayer en Sangüesa, a fiesta que concentraba a euskaldunes y euskaltzales de la ciudad y de los pueblos vecinos para celebrar el Euskararen Eguna, que ayer cumplió su decimosexta edición con el lema Euskarari Indar Berri (Nueva Fuerza al Euskera).

El lema de este año venía con doble lectura: el deseo de la organización, el colectivo local Bi Haizetara, de impulsar el euskera y la llamada a nuevos apoyos que permitan dar continuidad a la fiesta. “Cada vez somos menos para organizarla, aunque a todos nos gusta celebrarlo. Lo hacemos con mucha ilusión, y nos gustaría seguir cumpliendo años, pero para ello necesitamos más gente”, manifestaba Naroa Labairu, del colectivo, bajo la mirada asertiva de Axun Urkia, voluntaria desde la primera edición. “Necesitamos que entre gente nueva. No es solo el día, es el conjunto del año”, expresaba.

Cuentacuentos, con la ayuda del Ayuntamiento, la semana del euskera, montajes... “Se puede seguir haciendo esto y mucho más, pero es necesario el compromiso y el esfuerzo colectivo”, añadía la primera.

Estimulante La mezcla de reivindicación y fiesta la abrieron chicos y chicas de 1º de la ESO de la ikastola con sus bertsos, seguidos de las danzas vascas alternadas con otros ritmos del mundo, protagonizadas por el alumnado de 3º, 4º, 5º y 6º de primaria bajo la atenta mirada de Edu Garmendia, profesor de Educación Física, en cuya clase ensayan -así como en la de Música- como parte del currículum del centro. “Es un día ilusionante, el colofón al trabajo del año en el que se visibiliza la importancia del euskera para Sangüesa”, subrayaba.

Al otro lado de la galería, Amaia Aldanondo (AEK) se afanaba en el Mintzodromoa,espacio para la conversación y el debate en euskera para todas las edades y niveles.

El espacio favorecedor a la presencia del euskera en la calle era totalmente estimulante y en él se reconocían como vecindad que habla y se relaciona en euskera. Todo en un ambiente de fiesta “para seguir reivindicando que el euskera es nuestra lengua”, con la ayuda de todos y todas, recalcaba Naroa.

etiquetas: euskera, sanguesa