El que echamos de menos

Por Tomás de la Ossa - Lunes, 4 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Sin afán de hacer sangre, porque no ha sido un desastre absoluto, pero sin ambages: Osasuna debe destituir a Diego Martínez. Y no porque no haya trabajado, sino porque no es el técnico que necesita el equipo. Y no por haber sido solo octavo con una plantilla diseñada (a golpe de talonario) para subir directamente, sino por su doble herejía: el olvido de la cantera -en gran parte por justificar tanto fichaje, aunque alguno empeorara lo proveniente de Tajonar-;y, quizás peor, la transformación del juego de siempre de Osasuna en algo irreconocible. La rojezha acreditado a lo largo de su historia una paciencia infinita con los malos resultados, porque su sentimiento está por encima de eso. Sin embargo, exige a cambio que el equipo tenga alma y garra. Pero si diezmas a los jugadores navarros y si le quitas esas señas de identidad, no queda nada. Pongan a otro que nos devuelva ese Osasuna que queremos y que tanto hemos echado este año de menos.