Más ‘amabilización’, por favor

Katixa Bea Garbisu - Lunes, 4 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

En estos tiempos en los que parece que hay quien empieza a preocuparse por el ecologismo o la movilidad sostenible, traigo una reflexión que me lleva afectando un tiempo. Parte, cómo no, de una experiencia personal. Llevo cerca de un año viviendo en Sarriguren, pero mi familia sigue viviendo entre Villava y Huarte. A pesar de la cercanía física, las dificultades en las comunicaciones casi te obligan a usar el coche para cualquier recado o visita.

Un primer escollo sería el tema del transporte público. Nos han dejado claro que es muy fácil llegar al Casco Viejo, pero no lo es tanto para moverse por los alrededores. Todos los caminos llevan a Roma, y por eso sí o sí debes subir a Iruña para volver a bajar a otro punto de la periferia. No entiendo cómo no existe una línea circular que abarque la comarca utilizando las rondas de circunvalación (uniendo Berriozar-Orcoyen-Zizur-Cordovilla-Mutilva-Mendillorri-Sarriguren-Huarte-Villava-Ansoáin).

Pero lo que de verdad es indignante es cómo está el asunto si decido ejercer la ecológica y saludable costumbre de caminar. Si yo quisiera ir de Sarriguren a Villava no me queda más remedio que andar por el arcén de una carretera atestada de tráfico y jugarme la vida cruzando una rotonda sin paso de peatones. La única manera que tendría de ir por una zona peatonal es desviarme por Ripagaina hasta llegar al puente viejo de Burlada haciendo un kilómetro y pico de más. Si mi objetivo es pasear por pasear me daría igual, pero si lo que necesito es llegar a un destino, buscaré el camino más recto.

Entonces díganme, por favor, qué lógica tiene que el camino más directo entre dos puntos sea exclusivo para vehículos, mientras que los pasos aptos para peatones den un rodeo considerable. ¡Es a los coches a los que no les cuesta hacer un kilómetro de más!

Éste es sólo un ejemplo, tengo constatados muchísimos más que no tengo espacio para reseñar. No tiene sentido que en una ciudad del tamaño de Pamplona recorrer distancias de 3 kilómetros cueste más de media hora en transporte público o tengas que jugarte el tipo andando por arcenes. A ver si alguien va preocupándose también de amabilizar la periferia de la Comarca de Pamplona.