Pedigree, lo que mata a nuestros perros

Cristina Castro - Lunes, 4 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El 1 de febrero de 2018 entró en vigor la ley que prohíbe cortar las orejas y rabo a los perros, práctica muy habitual en perros de guarda y caza, por considerarse mutilación. España y Europa poco a poco están dando pasos para luchar contra el abuso de animales, sin embargo siempre se olvidan de mencionar el gran problema que está afectando a la mayor parte de los perros, la selección genética motivada por ideales de belleza. Esta práctica consiste en permitir y favorecer la reproducción de aquellos ejemplares que se consideren estéticamente agradables, ya sea por su largo pelaje, por complexión musculada o por su diminuto tamaño. Este tipo de selección hace que los animales desarrollen enfermedades genéticas, alergias, problemas psicológicos, de movimiento, cardíacos, pulmonares entre muchos otros. Esta obsesión por convertir a nuestros compañeros en objetos decorativos los está matando, haciendo que haya especies como el bulldog inglés que directamente nacen enfermas y con problemas para respirar. La belleza no debería estar ligada a tanta crueldad, luchemos contra el pedigree.