Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
OSASUNA la actualidad

De rival a batir, a rival batido

Análisis | Osasuna acaba en una decepcionante octava plaza un irregular curso en el que, por inversión y discurso, aspiraba a cotas mucho mayores

Javier Leoné / Patxi Cascante - Lunes, 4 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Jugadores y técnicos de Osasuna enfilan cabizbajos el camino hacia los vestuarios del estadio José Zorrilla tras despedirse de sus aficionados.

Jugadores y técnicos de Osasuna enfilan cabizbajos el camino hacia los vestuarios del estadio José Zorrilla tras despedirse de sus aficionados. (Patxi Cascante)

Galería Noticia

Jugadores y técnicos de Osasuna enfilan cabizbajos el camino hacia los vestuarios del estadio José Zorrilla tras despedirse de sus aficionados.

Pamplona- “Osasuna es uno de los fuertes de la categoría y equipo a batir para todos”. La declaración lleva la firma de Luis Sabalza, presidente del club navarro, y está fechada el 9 de agosto del pasado año. Lo dijo en la tradicional ofrenda a San Francisco Javier. Días más tarde, en vísperas del inicio del campeonato liguero de Segunda, rebajó ligeramente el tono de su discurso -“el objetivo es estar lo más arriba posible, entre los seis primeros”, afirmó en una entrevista con este periódico-;y el pasado sábado, tras la derrota en Valladolid (2-0) y la confirmación de que Osasuna no jugará la promoción de ascenso, se mostró triste por no haber alcanzado un puesto en el play off. Es decir, asumió, a su manera, que Osasuna ha pasado en apenas 10 de meses de rival a batir, a rival batido.

El octavo puesto en el que ha finalizado el conjunto navarro una temporada en la que los rojillos se han quedado a 11 puntos del ascenso directo y a uno de la promoción (un empate en Valladolid en la última jornada le hubiera permitido alargar un poco más el curso) convierte la primera campaña del proyecto encabezado por Diego Martínez, en el banquillo, y Braulio Vázquez, en la dirección deportiva, en una decepción para el club, principalmente debido a la fuerte inversión realizada por la entidad (11 fichajes en verano y dos cesiones en invierno) con el objetivo de regresar a la máxima categoría.

Solo 33 puntos en el Sadar“Ahora me acuerdo mucho del gol del Numancia y al final la sensación es que por un maldito córner no te metes en play off”, rememoró Diego Martínez, técnico de Osasuna, al término del encuentro del sábado en Valladolid. Se refería al tanto de Higinio en el descuento y que privó a su equipo hace un par de semanas de una victoria en Soria que, a toro pasado, le hubiera permitido clasificarse para la promoción. Sin embargo, son otras muchas las circunstancias que han dejado a Osasuna fuera de la pelea por la última plaza de ascenso, entre ellas, el poco partido que ha sacado a su rendimiento como local. Y es que los rojillos han sumado 33 puntos de los 63 a los que han aspirado en Pamplona, un registro que, por ejemplo, solo mejora en un punto el botín que acumuló Osasuna como anfitrión hace tres cursos, una campaña (la 2014/2015) en la que eludió el descenso a Segunda B gracias a un gol de Javi Flaño en el último minuto del último partido de la temporada. La prueba de la escasa fiabilidad de los rojillos en su feudo queda patente también al contrastar sus datos como locales con los de los seis primeros clasificados al término de la temporada, todos ellos con un botín de puntos en sus respectivos estadios que supera en más de una decena al acumulado por el conjunto navarro en El Sadar.

Sin un goleador claroTampoco ha ayudado en exceso la escasa aportación goleadora de los tres delanteros incorporados por Osasuna durante el pasado verano, todos ellos con experiencia contrastada en la categoría. Xisco ha sido el pichichi liguero de los rojillos con ocho dianas, seguido de cerca por David Rodríguez con siete (las mismas que Fran Mérida), mientras que Quique, que ha actuado en más ocasiones como extremo que en punta, ha terminado con cuatro (igual que Unai García).

La cuestión es que los números de Xisco, David Rodríguez y Quique (por separado y en algunos casos también sumando la aportación goleadora de los tres) se quedan muy lejos de los registros de los pichichis de casi todos los equipos que han copado los puestos de ascenso directo y promoción. Así, en el campeón de Segunda, el Rayo, ha brillado Raúl de Tomás con 24 tantos;en el segundo clasificado, el Huesca, el colombiano Cucho Hernández y Gonzalo Melero han anotado 16 goles cada uno;Borja Iglesias ha aportado 22 dianas al Zaragoza, que ha terminado tercero;a la cuarta plaza del Sporting han contribuido, y mucho, los 17 tantos del uruguayo Michael Santos;y qué decir de los 33 goles del máximo artillero de la categoría, Jaime Mata, para el último verdugo rojillo, el Valladolid.

Fortaleza defensiva“En una categoría tan igualada, llegar a la última jornada con 64 puntos y con la opción de clasificarnos quiere decir que hemos hecho muchas cosas bien”, explicó Diego Martínez en la sala de prensa del estadio Nuevo José Zorrilla. Matizó que también habían hecho otras mal, pero se centró más en las positivas, como ser el mejor visitante de la categoría (31 puntos de 63 posibles a domicilio), solo superado por el Rayo (32). El buen rendimiento de Osasuna lejos de El Sadar encuentra una justificación en la fortaleza defensiva del conjunto navarro, el menos goleado de Segunda fuera de su estadio (12 goles) y el segundo en el computo global del curso (34, solo rebajados por los 29 que ha encajado el Cádiz).

Más fuera que dentroTampoco se equivocó el técnico rojillo al ensalzar el mérito contraído por su equipo al alcanzar la última jornada del campeonato con la opción de meterse en la promoción dependiendo de sí mismo. Esta buena disposición adquiere mayor valor al comprobar que Osasuna se ha pasado las últimas 10 jornadas de la competición fuera de las posiciones de promoción, puestos (de ascenso directo o play off) que, pese a ser uno de los favoritos para subir, solo ha catado en 16 de las 42 jornadas de la Liga regular.

Las cifras

5

Jornadas en posición de ascenso directo

Osasuna ha ocupado posición de ascenso directo al término de 5 de las 42 jornadas ligueras. Fue líder de la 8ª a la 11ª (ambas incluidas) y segundo en la 14ª.


11

jornadas en posición de promoción de ascenso

Osasuna ha ocupado uno de los cuatro puestos de promoción al término de 11 de las 42 jornadas ligueras. Fue tercero en la 15ª;cuarto en la 7ª y 12ª;quinto en la 13ª, 16ª y 23ª;y sexto en la 5ª, 24ª, 26ª, 30ª y 32ª.


26

jornadas fuera de puesto de ascenso o promoción

Osasuna ha estado fuera de las seis primeras plazas al término de 26 de las 42 jornadas ligueras. Fue séptimo en la 22ª, 27ª, 29ª y 41ª;octavo en la 1ª, 17ª, 20ª, 21ª, 25ª, 28ª, 39ª y 42ª;noveno en la 6ª, 18ª, 19ª, 33ª, 38ª y 40ª;décimo en la 31ª, 34ª, 35ª, 36ª y 37ª;undécimo en la 4ª;y 17º en la 2ª y 3ª.