Concurrido Día del Rosado en San Martín de Unx

El enólogo Joaquín Gálvez, Wineman, apadrinó ayer esta fiesta en su 20ª edición

Ainara Izko - Lunes, 4 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Brindis de las bodegas de San Martín de Unx, Ayuntamiento y e padrino de la fiesta (con gorro).

Brindis de las bodegas de San Martín de Unx, Ayuntamiento y e padrino de la fiesta (con gorro). (CARLOS ARRIBAS)

Galería Noticia

Brindis de las bodegas de San Martín de Unx, Ayuntamiento y e padrino de la fiesta (con gorro).

san martín de unx- Si de algo puede presumir San Martín de Unx es de su vino, más concretamente de su vino rosado, cuya calidad le ha situado en el mapa vitivinícola tanto a nivel estatal como internacional. Actualmente es, además, el municipio navarro con mayor número de bodegas por habitante. En concreto tiene cinco, cuatro de las cuales participaron ayer en el Día del Rosado, que en su vigésima edición volvió a reunir a miles de personas, y en la localidad residen menos de 400 vecinos y vecinas. “Económicamente el vino es muy importante para nosotros porque muchas familias viven de ello”, reconoció ayer el alcalde Javier Leoz, quien agradeció la implicación del pueblo a la hora de organizar la festividad.

En esta ocasión, en el encargado de apadrinar el Día del Rosado fue Joaquín Gálvez, creador de Wineman, enólogo y divulgador de las virtudes del vino, que destacó la riqueza paisajística de San Martín de Unx, donde “los viñedos se funden con la naturaleza”. Un respeto por el entorno que se traslada a los caldos, los cuales poseen una riqueza aromática envidiable. De ahí que Gálvez, que se encuentra actualmente rodando la cuarta temporada de un programa de televisión en el que visita diferentes regiones vitivinícolas y que se emite en Canal Viajar y ETB 2, opinase que los vinos de San Martín de Unx tendrían que ser “más caros” y deberían servir como herramienta “para evitar que la gente se vaya del pueblo”. Añadió, asimismo, que las bodegas locales están trabajando en la “dirección correcta” a la hora de recuperar las cepas de garnacha viejas. En este sentido el primer edil le prometió que el municipio va a seguir “cuidando con esmero” de sus garnachas, su paisaje, sus viñas y tradiciones porque “sencillamente, es lo que mejor sabemos hacer”. Y es que tal y como escribió el filólogo Ricardo Cierbide (recientemente fallecido y que apadrinó esta fiesta) en su libro La cultura del vino en la Merindad de Olite, los viticultores de la zona llevan “desde hace más de 2.000 años cultivando sus vides, con amor y con constancia, para el contento de todos”.

David Palacios, presidente del Consejo Regulador de la DO Navarra, indicó en la misma línea que “lo que une a esta tierra es el rosado, la garnacha, y en San Martín de Unx lo supieron ver”.

Por otro lado, cabe destacar que entre las actividades previstas para ayer, una de las más multitudinarias (además de la degustación de la plaza) fue el curso de iniciación a la cata de vino que impartió Pedro Bujanda y en el que se probaron un vino blanco de Bodegas Ayerra, el 3F Rosado de Beramendi, un tinto joven Guerinda de Máximo Abete y el crianza Señorío de Unx de Bodegas San Martín. “A todo el mundo le suena el vino de aquí porque las bodegas se mueven mucho, se ve que hay actividad”, subrayó Bujanda.

Como novedad, dos artistas con sangre sanmartineja, Unai Valencia Sanz y Marina Salinas Olcoz, realizaron un mural junto a las piscinas, consistente en una vista del pueblo desde el término de La Casilla, situado en la carretera de entrada desde Tafalla. “Estamos contentos con el resultado. La gente ha estado muy receptiva y nos ha arropado mucho durante el proceso. Les damos las gracias”, concluyeron.