Noáin acogerá el Centro de Acopio de Alimentos Ecológicos

El Consejo Regulador de Producción Agraria Ecológica promueve esta iniciativa en las antiguas instalaciones de Opossa - La inversión asciende a 222.000 euros

Sagrario Zabaleta Echarte / Patxi Cascante - Martes, 5 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

José Luis Olloki (AEN), Edorta Lezaun (CPAEN), la consejera Elizalde y Juan Manuel Intxaurraindieta (initia).

José Luis Olloki (AEN), Edorta Lezaun (CPAEN), la consejera Elizalde y Juan Manuel Intxaurraindieta (initia). (Patxi Cascante)

Galería Noticia

José Luis Olloki (AEN), Edorta Lezaun (CPAEN), la consejera Elizalde y Juan Manuel Intxaurraindieta (initia).

pamplona- Las instalaciones de la antigua Opposa (Organización de la Patata en el Pirineo Occidental) en Noáin van a acoger el Centro de Acopio de Alimentos Ecológicos, un proyecto impulsado por el Consejo Regulador de la Producción Agraria Ecológica (CPAEN), en colaboración con Intia y la Asociación de Empresas Ecológicas de Navarra (AEN).

El presidente de CPAEN, Edorta Lezaun;el gerente de Intia, Juan Manuel Intxaurraindieta;el presidente de AEN, José Luis Olloki, y la consejera de Desarrollo Rural, Isabel Elizalde, presentaron ayer esta iniciativa para potenciar la comercialización de los productos de cercanía, de temporada y ecológicos en los circuitos cortos.

El proyecto, con un presupuesto de 222.000 euros, de los que 193.513 euros proceden del Plan de Desarrollo Rural (PDR), busca “dinamizar el sector estrechando la relación entre operadores y productores;crear una infraestructura para distribuir alimentos ecológicos;responder a los principios de una economía sostenible, social y ambiental;y transferir la experiencia a nuevos ámbitos”, detalló Edorta Lezaun.

CPAEN prevé que el centro de acopio se pueda poner en marcha este verano, aunque la entidad que lo va a gestionar se va a constituir el 1 de enero de 2019. Edorta calcula que, en un principio, se pueden generar dos puestos de trabajo, aunque “no ha jornada completa”, adelantó. Hasta el momento, los 65 productores de la Asociación de Empresas Ecológicas de Navarra (AEN) están interesados en desarrollar esta iniciativa. “Existe demanda para consumir producto ecológico;pero, a veces, resulta complicado cubrir esta necesidad, ya que los canales convencionales de distribución de alimentos no son los adecuados. El centro de acopio se convierte en la herramienta para subsanar esta carencia”, detalló José Luis Olloki, presidente de AEN.

Junto a estos productores, están interesados en el centro de acopio, establecimientos comerciales y hosteleros, grupos de consumo y colectividades como colegios.

las tres fasesEdorta Lezaun detalló que el proyecto se divide en tres fases: Laboreak, enfocado a la preparación del terreno;Landaketa, plantación y Baserri Bizi, puesta en marcha. Entre marzo y junio, asesorados por la consultora K2K, han contactado con más de cien posibles usuarios del centro de acopio para conocer sus experiencias, expectativas y necesidades, entre productores, tiendas, grupos de consumo o colectivos, etc. Una vez confeccionada la fotografía del sector, se va a desarrollar la segunda fase, “en la que se va a realizar un diseño estratégico y organizativo y un plan de viabilidad económico-financiero del centro”, especificó Edorta Lezaun.

apoyo innovadorEl gerente de Intia, Juan Manuel Intxaurraindieta, definió el centro de acopio como “una iniciativa navarra, enmarcada en el PDR para generar innovación y conocimiento en producción ecológica en canales cortos”. Intxaurraindieta manifestó que este proyecto se une a los trabajos desarrollados desde esta empresa pública para impulsar este tipo de alimentos. Anunció que “el centro de experimentación de Sartaguda se va a dedicar a la producción ecológica” y que Intia lidera dos proyectos de investigación europeos relacionados con esta materia.

Desde hace dos años, la empresa pública desarrolla el proyecto SME Organics con nueve equipos de trabajo de siete países. “Estamos conociendo planes de acción ecológicos entre las pymes y la cadena alimentaria”, desveló el gerente de Intia. Este proyecto se prolongará durante dos años más, y hasta ahora ya se han redactado planes de acción ecológicos, en los que Dinamarca y Finlandia, por ejemplo, ya apoyan los canales cortos de comercialización de alimentos ecológicos y la compra pública de estos productos. Este año, Intia se ha unido a otra iniciativa denominada RESELOC (red local) en el marco de la Eurorregión, con Euskadi (Hazi) y Aquitania (Interbio). “Analizamos la experiencia de la compra pública en esta última región”, señaló Intxaurraindieta. A través del centro experimental de Sartaguda y los proyectos SME Organics y RESELOC disponemos de “las tres patas para aportar conocimiento al próximo centro de acopio que se va a poner en marcha”, reiteró.

economía y empleoLa consejera de Desarrollo Rural, Isabel Elizalde, añadió que “la alimentación, basada en productos de proximidad, temporada y más ecológicos, debe recuperar la relación entre el mercado y la producción”. De esta forma, consideró que el centro de acopio se presenta como una “oportunidad para incorporar de manera innovadora e integradora un instrumento para aproximar los productos ecológicos a los mercados más cercanos de manera ágil, organizada y efectiva”. Además, Elizalde insistió en que este tipo de propuestas “genera economía y empleo en nuestros pueblos y valles y cohesión territorial”.