El Orfeón Pamplonés viajará en unos días a San Petersburgo

El prestigioso Valery Guérguiev dirigirá al coro el primer día del Festival de las Noches Blancas

Amaia Cabezón Oskar Montero - Martes, 5 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Daniel Sánchez Riveros e Igor Ijurra, presidente y director artístico del Orfeón Pamplonés.

Daniel Sánchez Riveros e Igor Ijurra, presidente y director artístico del Orfeón Pamplonés.

Galería Noticia

Daniel Sánchez Riveros e Igor Ijurra, presidente y director artístico del Orfeón Pamplonés.

pamplona- Daniel Sánchez Riveros, presidente, e Igor Ijurra, director artístico del Orfeón Pamplonés, informaron ayer sobre el futuro debut del coro en el Festival de las Noches Blancas en San Petersburgo los días 22 y 23 de junio.

El Orfeón actuará en el prestigioso Concert Hall del Teatro Mariinski presentando dos piezas mundialmente reconocidas. La primera que interpretarán será La Damnation de Faust, del compositor romántico francés Louis Hector Berlioz. El director aseguró que se trata de una obra emblemática, pero destacó el gran trabajo que conlleva debido al idioma, ya que “el francés siempre es un idioma complicado”, además de las dos horas de duración que supone, con cuatro solistas al frente. La segunda pieza será el Requiem del alemán Johannes Brahms, obra que calificaron como “más pragmática”. Explicaron que es una pieza igualmente exigente desde el punto de vista musical, pero que al formar parte de su repertorio más reciente supone una gran ayuda, a pesar de sus 75 minutos de duración, en los que “el coro no para de cantar”.

La presente dificultad a la que se enfrenta la totalidad de los integrantes del orfeón y a la que se refirieron tanto el director artístico como el presidente es la representación de las dos obras en días consecutivos, que supone “una verdadera exigencia tanto vocal como física”, a pesar de las 90 horas dedicadas a ensayar.

La figura deValery Guérguiev fue muy mencionada debido a que el reconocido director fundó en 1993 el festival y en una rueda de prensa insistió en la interpretación por parte del Orfeón de una segunda pieza, “para que nos hagamos una idea de lo que nos valora y apoya” añadió Ijurra. Guérguiev dirigirá al Orfeón el primer día, acompañado por la célebre Orquesta del Teatro Mariinski. Pero el segundo no será posible debido a su ajetreada agenda a lo largo del festival, y por lo tanto, será el alemán Justus Frantz quien lo hará.

El presidente expresó que “este proyecto supone un broche de oro al periodo que va de la celebración del 150 aniversario a la concesión de la medalla de oro al Mérito en las Bellas Artes”. Explicó también el otro enfoque del reto que suponía este acontecimiento, debido a la cantidad de personas que deberán movilizar, sumando un total de 115. Recalcaron la participación de cuatro miembros de su coro juvenil, a los cuando es posible dan la oportunidad de trabajar con grandes orquestas y directores.

Utilizaron la ocasión para hacer un adelanto “breve y todavía incompleto” de la temporada siguiente. El Orfeón participará en la apertura de la temporada de la Orquesta Sinfónica de Navarra en la que se estrenará el maestro Hernández Silva, con la Misa en Do menor, de Mozart;dedicarán tiempo al repertorio a capella, sin orquesta, para trabajar aspectos como el empaste y la afinación;actuarán en localidades como Peralta y Sangüesa, porque, según indica el director, “hay que colaborar con los coros de la tierra”;también en el Auditorio Nacional, interpretando Catulli Carmina;actuarán conjuntamente por sexta vez con Guérguiev y la Orquesta Mariinski en Pamplona, gracias al inestimable apoyo de Fundación Baluarte, y por último, en el final de temporada de la Orquesta Sinfónica de Navarra.

Finalmente el presidente afirmó: “Seguimos abriendo caminos, marcando hitos, creciendo en retos y fomentando la relación a largo plazo con una orquesta y director de primer nivel internacional”.